Definición

Este procedimiento consiste en la reparación de una conexión anormal entre la vía urinaria (por lo general la vejiga) y la vagina. Una fístula es la palabra que se usa para describir una conexión entre dos estructuras de órganos. La reparación puede variar de simple a compleja.

Las vías urinarias

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

La reparación de la fístula vesicovaginal se realiza en mujeres con una fístula, que puede ser producto de:

  • Lesión en las vías urinarias (p. ej. durante el parto, cirugía o radioterapia
  • Operación anterior
  • Tumor
  • Enfermedad de Crohn
  • Alteración del flujo sanguíneo debido a radiación o trabajo de parto prolongado

Posibles complicaciones

Las complicaciones son poco frecuentes. Sin embargo, ningún procedimiento está absolutamente libre de riesgo. Si está planificando someterse a una reparación vesicovaginal, el médico revisará una lista de posibles complicaciones, que pueden incluir:

  • Infección de las vías urinarias u otras infecciones
  • Irritación o inflamación de la vulva (abertura de la vagina)
  • Lesión en la vejiga, la vagina o la uretra (conducto que lleva la orina fuera del cuerpo desde la vejiga)
  • Hemorragia
  • Reacción adversa a la anestesia (p. ej. hipotensión arterial, sibilancia)

Los factores que pueden aumentar el riesgo de complicaciones incluyen:

  • Tabaquismo
  • Obesidad
  • Tomar medicamentos anticoagulantes
  • Fístula demasiado grande o compleja
  • Tener una infección o inflamación crónica

Analice estos riesgos con el médico antes del procedimiento.

¿Qué esperar?

Su médico puede hacer lo siguiente:

  • Examen físico, análisis de sangre y orina y pruebas de diagnóstico por imágenes
  • Hable sobre el tipo de anestesia que se usará y los posibles riesgos

Hable con su médico acerca de sus medicamentos. Se le puede solicitar que deje de tomar algunos medicamentos durante hasta una semana antes del procedimiento, tales como:

  • Aspirina u otros antiinflamatorios
  • Anticoagulantes (p. ej. warfarina , clopidogrel )

Otras cosas a tener en cuenta antes del procedimiento:

  • Consiga que alguien lo lleve y lo traiga del hospital.
  • Si así se lo indica el médico, evite comer o beber durante seis a ocho horas antes del procedimiento.

Se utilizará anestesia general. Bloqueará cualquier dolor y lo mantendrá dormido durante la cirugía. Se administra por vía intravenosa (se coloca una aguja en el brazo).

Se preparará para la cirugía. Se colocará una IV en el brazo o en la mano para administrar medicamentos y líquidos. La cirugía se puede realizar a través de la vagina o por una incisión en el abdomen.

Una vez que está dormida, el médico introducirá un catéter (tubo) en la uretra. También se colocará un espéculo (usado para mantener la vagina abierta) en la vagina. El médico ubicará la fístula. Las paredes de la fístula se cortarán. Luego, se cerrará la fístula con puntos de sutura. Se colocarán vendajes especiales en la vagina.

Se realizará una incisión pequeña en la parte baja del abdomen. Una vez que se ubica la fístula, se cortará y se retirará su recubrimiento. El tejido se manipulará de tal modo que ya no quede una conexión entre la vía urinaria y la vagina. Se repararán la pared vaginal y la pared de la vía urinaria. Se cerrará la pared abdominal. Se pueden dejar tubos del catéter después del procedimiento para ayudar a drenar la orina. El médico también puede colocar una endoprótesis (un tipo de catéter) en los uréteres (los conductos que transportan la orina desde los riñones a la vejiga)

Puede tener un catéter temporal en la uretra cuando se despierte.

Una a tres horas de duración, dependiendo de la complejidad

La anestesia evita que sienta dolor durante la cirugía. Se controlará el dolor o la inflamación con analgésicos durante la recuperación.

Este procedimiento se realiza en un hospital. Habitualmente, la internación dura:

  • Uno a dos días para la reparación simple
  • Tres a cinco días para la reparación compleja

El médico puede indicar que permanezca en el hospital por más tiempo si surge alguna complicación.

Después del procedimiento, el personal del hospital puede hacer lo siguiente:

  • Controlarlo mientras se recupera de la anestesia.
  • Ayudarlo a comenzar a comer y a moverse gradualmente.
  • Administrarle analgésicos.
  • Cuidar el catéter. El catéter quedará colocado durante varias semanas.

Cuando regrese a casa, haga lo siguiente para ayudar a asegurar una recuperación sin problemas:

  • Tome los medicamentos para tratar el dolor y los espasmos de la vejiga y para reducir la infección.
  • Evite levantar objetos pesados y hacer actividad intensa durante varias semanas.
  • Beba mucho líquido (de 8 a 10 vasos al día).
  • No conduzca ni tenga relaciones sexuales hasta que el médico lo autorice a hacerlo.
  • Asegúrese de seguir las instrucciones del médico.

Llame a su médico

Después de salir del hospital, comuníquese con su médico si se presenta cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Incremento en la presión o en el dolor
  • Enrojecimiento, dolor, hemorragia o supuración en el lugar de la incisión
  • Cambios en la frecuencia, el olor, el aspecto o la cantidad de orina
  • Incapacidad para orinar
  • Signos de infección, incluso fiebre o escalofríos
  • Exceso de sangre en la orina (las cantidades pequeñas son normales)

Si considera que tiene una urgencia, llame al servicio de emergencias.