Definición

La biopsia con aguja del pulmón o de la pleura se realiza para retirar una muestra de tejido o líquido del pulmón o de la pleura. La pleura es el recubrimiento de los pulmones y de la pared torácica. Una vez que se retira el tejido, se lo examina en el laboratorio.

Torso femenino con sistema respiratorio y caja torácica, vista anterior

BN00002_97870_1_labeled
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

Este procedimiento se utiliza para diagnosticar anomalías en el tejido dentro o alrededor del pulmón. Las posibles razones para que haya tejido anormal son:

Posibles complicaciones

Las complicaciones son poco frecuentes, pero ningún procedimiento está completamente libre de riesgos. Si está planificando someterse a una biopsia con aguja, el médico revisará una lista de posibles complicaciones, que pueden incluir:

Asegúrese de informar a su médico si usted está embarazada.

¿Qué esperar?

Su médico puede indicar:

  • Un examen físico completo
  • Radiografía: una prueba que usa radiación para tomar una imagen de las estructuras internas del cuerpo
  • Tomografía computarizada (TC): un tipo de radiografía que usa una computadora para tomar imágenes del interior del cuerpo
  • Ultrasonido: usa ondas sonoras para tomar fotografías del interior del cuerpo
  • Análisis de sangre

Como preparación para el procedimiento, no comience a tomar ningún medicamento nuevo sin consultar al médico.

Es posible que se le administren medicamentos antes del procedimiento para ciertas enfermedades (p. ej., para suprimir la tos).

Hable con su médico acerca de sus medicamentos. Se le puede solicitar que deje de tomar algunos medicamentos durante hasta una semana antes del procedimiento, tales como:

  • Aspirina u otros antiinflamatorios
  • Anticoagulantes, como clopidogrel (Plavix) o warfarina (Coumadin)

  • Puede recibir un sedante leve aproximadamente una hora antes del procedimiento. Esto lo ayudará a relajarse.
  • También puede recibir una inyección de anestésico local. Se adormecerá el área donde se introducirá la aguja.

Se limpia la piel con una solución antiséptica. Deberá sentarse inclinado hacia adelante, con los brazos apoyados sobre una mesa en posición de descanso. Debe quedarse lo más quieto posible. Se usará un ultrasonido o una tomografía computarizada para localizar el lugar exacto donde se realizará la biopsia.

Se hace un pequeño corte en la piel. Luego, mientras contiene la respiración, se introduce la aguja de biopsia a través del corte. La aguja se pasa entre las costillas hasta que llegue al pulmón o a la pleura. El médico luego extrae algunas células con la aguja de biopsia. Luego se extrae la aguja. Se aplicará presión en el lugar de la incisión. Cuando se detenga la hemorragia, se aplicará una venda.

Entre 30 y 60 minutos.

  • Antes del procedimiento, cuando se inyecte el anestésico local, puede sentir una picadura breve.
  • Durante el procedimiento, cuando se introduce la aguja, probablemente sienta un poco de presión. Si se realiza una biopsia de pulmón, sentirá un dolor rápido y agudo cuando la aguja toque el pulmón.
  • Es posible que lo dejen descansar varias horas después del procedimiento. Una enfermera lo controlará y seguirá de cerca su recuperación.
  • Unas horas después del procedimiento, puede realizarse una radiografía u otra técnica de diagnóstico por imágenes. Estos estudios permiten asegurarse de que el pulmón no haya colapsado y que no haya hemorragia.
  • Si no hay complicaciones al cabo de cuatro horas, podrá regresar a casa.

Cuando regrese a casa, haga lo siguiente para ayudar a asegurar una recuperación sin problemas:

  • Descanse en su casa uno o dos días.
  • Evite actividades agotadoras durante una semana.
  • Puede retirar el vendaje después de uno o dos días.
  • Asegúrese de seguir las instrucciones del médico.

Pregunte al médico cuándo estarán los resultados de la biopsia.

Llame a su médico

Después de llegar a casa, comuníquese con su médico si presenta cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Signos de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento, inflamación, dolor creciente, sangrado excesivo o cualquier descarga en el lugar de la incisión
  • Dolor que no puede controlar con los medicamentos que se le administraron
  • Tos, falta de aliento o dolor en el pecho
  • Sangrado al toser
  • Dolor al respirar profundamente
  • Sensación de que su frecuencia cardiaca está acelerada

En caso de emergencia, solicite asistencia médica inmediatamente.