image"Al restringir lo que come por un periodo de tiempo usted puede eliminar de su cuerpo cualquier toxina acumulada, y probablemente pierda algunos kilos mientras lo hace". Esta es una afirmación lucrativa. Y con publicidad para varias versiones de las llamadas dietas de desintoxicación que aparece en revistas, tiendas de comida sana y en el Internet, es tan atrayente que es difícil ignorarle. Es por ello que no hay duda del porqué, como otras dietas que han ido y venido, la popularidad de las dietas de desintoxicación han permanecido. Pero, ¿esta dieta de verdad funciona?

El concepto de desintoxicar el cuerpo a través de la dieta ha estado presente por siglos y puede rastrearse hasta las antiguas cultural indígenas. Hoy en día, existe una plétora de dietas de desintoxicación, desde ayunar un día a dietas de cinco días con jugos o programas de tres semanas de desintoxicación. Aunque las dietas pueden diferir, lo que todas ellas tienen en común es el enfocarse en una severa restricción de alimentos por un limitado periodo de tiempo.

El Caso de las Dietas de Desintoxicación

La principal premisa de las dietas de desintoxicación es que la desintoxicación a través de la dieta es la única forma de eliminar químicos y toxinas de nuestro cuerpo y que entran en él diariamente a través del aire, de las comida y del agua. Los defensores creen que si no las removemos, estas toxinas se acumulan, eventualmente causando daño y enfermedades, como el cáncer.

Aunque existen miles de variaciones de dietas de desintoxicación, el tipo más común permite consumir frutas, verduras, legumbres, nueces y semillas, pero ningún otro alimento que comúnmente se come como la carne de res, el pescado, el huevo, los productos lácteos, el trigo, el azúcar, la cafeína y el alcohol. Una variación de esto es la dieta de los jugos, la cual sólo permite jugos de verduras y de algunas frutas. Finalmente, existe el ayuno, lo cual básicamente significa consumir sólo agua, aunque en algunos casos los tés herbales y los jugos de frutas estén bien. Debe notarse que el ayunar también se realiza por razones espirituales o religiosas, no sólo por razones de salud.

Promotores de las dietas de desintoxicación dicen que la siguiente dieta resultará en los siguientes beneficios entre otros:

  • Menores dolores de cabeza
  • Mejoras en la complexión
  • Pérdida de peso
  • Reducción en la inflamación

Aunque estos pueden ser verdaderos beneficios de una dieta de desintoxicación, es interesante notar que las explicaciones muy probablemente no son un misterio. Tener menos dolores de cabeza puede atribuirse a mejorar la hidratación y a evitar la cafeína y el alcohol (aunque la abstinencia de cafeína quizás inicialmente cause dolores de cabeza). Una complexión mejorada puede deberse a mejorar la hidratación y a una ingesta incrementada de nutrientes provenientes de frutas y verduras. La pérdida de peso y la reducción de la inflamación pueden deberse a la privación de calorías. Consumir menos sal también reducirá la inflamación.

Carencia de Evidencia Científica

Hasta la fecha, ha habido muy poca investigación sobre las viarias dietas de desintoxicación, y como resultado, no hay apoyo científico a favor o en contra de cualquiera de sus proclamaciones para la salud. En su lugar, los argumentos tanto a favor como en contra se basan en lo que se conoce sobre el funcionamiento del cuerpo humano, así como también de la toxicología (el estudio de las toxinas).

Lo que sí sabemos es que ciertos componentes de muchas dietas de desintoxicación de hecho son bastantes saludables, incluyendo:

  • Centrarse en las frutas y en las verduras. Las noticias sobre el hecho de que las frutas y las verduras son saludables no son nada nuevo y las pautas alimenticias más recientes han elevado las porciones diarias recomendadas para estos alimentos. Las frutas y las verduras son bajas en calorías y están llenas de vitaminas, fibra y antioxidantes que funcionan para mejorar la salud y para combatir las enfermedades.
  • Ingesta reducida de calorías. Las dietas de desintoxicación reducen la ingesta total de calorías eliminando todo un grupo de alimentos, como el de las carnes y el de los productos lácteos. Debido a que la mayoría de los estadounidenses consumen demasiadas calorías, al reducir un poco la ingesta total de calorías sería benéfico y muy probablemente causaría pérdida gradual de peso. El truco está en que estas dietas con frecuencia reducen demasiado las calorías, causando pérdida de músculo y poniendo al cuerpo en un modo de hambruna, lo cual resulta en un metabolismo más lento y a la conservación de calorías.

Las Formas de Desintoxicación del Cuerpo

Nuestros cuerpos son un sistema brillante que filtra las toxinas de manera continua. Los órganos responsables de la desintoxicación son el hígado, los pulmones, los riñones y la piel. Cuando los nutrientes y otras sustancias entran al cuerpo al primer lugar al que se van es al hígado, el cual las filtra y elimina las toxinas dañinas como las drogas o el alcohol. Además, los riñones filtran los desperdicios creando la orina para su secreción. La piel nos permite sudar nuestras toxinas, y los pulmones nos permiten filtrar el aire que respiramos.

Debido a que nuestros cuerpos son principalmente agua, alrededor del 70%, también tiene sentido el mantenerse hidratado bebiendo cantidades adecuadas de agua para mantenerse sano. Sin embargo, hasta la fecha no hay evidencia científica que apoye la idea de que el agua deshaga las toxinas.

Preocupaciones de Seguridad

Si a pesar de sus cuestionable beneficios, usted todavía decide continuar con la dieta de desintoxicación, asegúrese de consultar con su médico primero. Ciertos grupos de personas nunca deben seguir este tipo de dietas, incluyendo los niños de cualquier edad, las mujeres embarazadas y los individuos con diabetes. Finalmente, debido a que la mayoría de las dietas de desintoxicación limitan severamente la ingesta de calorías, el ejercicio vigoroso debe evitarse mientras esté bajo esta dieta.

La Conclusión

Sin investigación disponible que apoye las declaraciones hechas por las variadas dietas de desintoxicación, los consumidores deben mantenerse escépticos.

En vez de someterse a una dieta de desintoxicación a corto plazo, haga cambios saludables a largo plazo en su dieta como comer una dieta con más plantas, beber más agua y reducir su consumo de cafeína y de alcohol.