La esclerosis lateral amiotrófica (ALS por sus siglas en inglés) es un trastorno nervioso que causa debilidad muscular progresiva. Generalmente empieza con debilidad en las manos o pies, que luego se expande al resto del cuerpo. Los músculos afectados se vuelven espásticos (tiesos y propensos al espasmo) e inefectivos. Conforme se expande la debilidad, el habla, la respiración y el tragar se vuelven difíciles. La mayoría de la gente muere en un lapso de 3 años después de ser diagnosticados. No obstante, por razones que son poco claras, algunos individuos (tal como el físico Stephen Hawking) viven mucho más.

Se desconoce la causa de ALS y no hay cura para el trastorno. La terapia física puede ayudar a que los músculos mantengan la fuerza y flexibilidad por un tiempo. Los medicamentos tales como baclofeno podrían reducir los espasmos musculares y los calambres. Eventualmente, los individuos con ALS deben ser alimentados a través de un tubo y sostenidos en un ventilador.

Tratamientos Naturales Propuestos

Vitamina E

La vitamina E es un antioxidante potente, capaz de combatir las sustancias naturales peligrosas conocidas como radicales libres. Se ha establecido la hipótesis de que los radicales libres podrían jugar un papel en ALS, y que, por tanto, los antioxidantes podrían retrasar el progreso de la enfermedad.

Por un año, en esta prueba doble ciego controlada por placebo de un año, se les dio a 289 individuos con ALS el medicamento riluzol más ya sea vitamina E (alfa tocoferol, 500 mg dos veces al día) o un placebo.26

Para la decepción de los investigadores, el uso de la vitamina E fracasó en mejorar el tiempo de supervivencia o en mejorar apreciablemente la capacidad de movimiento. No obstante, de acuerdo a una medida de la gravedad de la enfermedad, la vitamina E pareció rezagar el progreso de ALS leve a su forma más grave. Todavía no está claro si este hallazgo representa un beneficio verdadero o una casualidad estadística. (Cuando los investigadores observan suficientes medidas de una enfermedad, el beneficio tendrá la tendencia a ser visto en uno o dos simplemente como el resultado de la probabilidad.)

BCAA

BCAA (aminoácidos de cadena ramificada, por sus siglas en inglés) son los mejores conocidos como un suplemento deportivo, pero también han sido probados como un tratamiento para ALS. La teoría detrás del tratamiento es que la gente con ALS podrían no metabolizar la sustancia glutamato adecuadamente. El glutamato juega un papel mayor en la función nerviosa. Debido a que los BCAA ayudan al cuerpo a metabolizar el glutamato, podrían ser útiles para ALS. No obstante, en el mejor caso, los BCAA sólo se han encontrado modestamente efectivos en ALS y los resultados del estudio han sido ambivalentes.1 – 6

Un estudio muy pequeño doble ciego, controlado con placebo encontró que la gente tratada con BCAA por 1 año mantenía la fuerza muscular y la capacidad de caminar más que los que tomaban placebo.7 No obstante, otros estudios no encontraron efecto alguno 8, 9 y uno encontró realmente un incremento ligero en las muertes durante el período de estudio entre los tratados con BCAA comparados con el placebo.10

L-Treonina

L-treonina, un aminoácido esencial, ha sido probado para ALS ya que, al igual que los BCAA, afecta el metabolismo del glutamato. Ensayo abiertas y un estudio doble ciego han mostrado alguna mejoría a corto plazo en los síntomas, pero en otra investigación los resultados no han sido impresionantes.11 – 14

Creatina

Otro suplemento deportivo, la creatina, ha sido probada para ALS basada en estudios que muestran que puede mejorar la capacidad muscular en ciertas situaciones. Evidencia de pruebas abiertas animales y humanas sugirieron que la creatina mejoró la fuerza y retrasó el progreso de la enfermedad y por estas razones muchas personas con ALS la han probado.15, 16, 17 No obstante, estas esperanzas fueron arrolladas en 2003 cuando se anunciaron los resultados de una prueba doble ciego y controlada por placebo de 10 meses sobre 175 personas con ALS.27 El uso de cretina a una dosis de 10 g al día fracasó en obtener beneficio alguno en términos de los síntomas o del progreso de la enfermedad.

Otros Suplementos

Otros nutrientes que han sido probados para ALS con algunos resultados prometedores incluyen vitamina B12, CoQ10, genisteína y guanidina.18 - 22 No obstante, todavía no hay evidencia sólida de que sean efectivos.

Otros suplementos nutritivos numerosos que parecen ser inefectivos han sido probados para ALS. Estos incluyen multivitaminas, AMP y policosanol.23, 24

Una prueba muy pequeña analizó una pastilla de combinación que contenía aminoácidos, antioxidantes y el bloqueador del canal de calcio nimodipina, encontrando algo de evidencia que podría retrasar el progreso de la enfermedad.25