No hay tratamientos para curar el herpes zóster. Más bien, los objetivos del tratamiento incluyen:

  • Acortar la duración de la enfermedad
  • Prevenir el herpes zóster al recibir la vacuna contra herpes zóster
  • Prevenir complicaciones, como neuralgia postherpética
  • Aliviar/reducir el dolor y la incomodidad
  • Evitar que el sarpullido se infecte

El tratamiento involucra lo siguiente:

En este momento, no hay procedimientos quirúrgicos para el tratamiento de herpes zóster.