Los objetivos del tratamiento son aliviar los síntomas, prevenir recaídas, y desacelerar el avance de la enfermedad. El tratamiento y control de esclerosis múltiple involucra cambios en el estilo de vida, medicamentos, y otros tratamientos, como terapia física o servicios de salud mental (asesoría).

El tratamiento involucra lo siguiente:

En este momento, no hay opciones quirúrgicas para el tratamiento de esclerosis múltiple.