Si su médico sospecha que usted tiene apnea del sueño, usted necesitará una examinación minuciosa de su boca, nariz, garganta, y cuello para asegurarse que no haya problemas con esos tejidos o estructuras.

Su médico le preguntará acerca de sus hábitos de sueño; si usted ronca y si su compañero de cama es testigo de que usted deja de respirar. También le preguntará sobre somnolencia durante el día, fatiga, y si se duerme fácilmente.

Existen dos exámenes que pueden ayudar en el diagnóstico de apnea del sueño: el polisomnograma y el examen de latencia múltiple del sueño. Un especialista en el sueño por lo general administra estos dos exámenes en un laboratorio del sueño toda la noche.

Examen de Polisomnograma (Estudio del Sueño)

Para este examen, usted pasa la noche en un centro del sueño. Se sujetan pequeños electrodos en varias áreas de su cuerpo para monitorear cuidadosamente su frecuencia cardiaca, movimientos oculares, ondas cerebrales, y actividad muscular toda la noche. Los monitores también registran su frecuencia cardiaca, información sobre su respiración, cambios en la concentración de oxígeno en su sangre, y su posición corporal. Una máquina de EKG mantiene el registro de si usted tiene algún cambio en el ritmo de su corazón durante el sueño. El número de eventos de apnea se registra.

Examen de Latencia Múltiple del Sueño

Este examen por lo general se realiza el día después del polisomnograma. Con el mismo conjunto de electrodos aún colocados, se le pide que tome una serie de siestas de veinte minutos, cada dos horas a lo largo del día. Los electrodos brindan información sobre la rapidez con la que se queda dormido y la rapidez con la que alcanza varios niveles de sueño, particularmente el nivel llamado sueño REM (movimiento ocular rápido). Este examen puede ayudar a determinar su nivel de somnolencia durante el día, que es un resultado de episodios de apnea que interfieren con su descanso por la noche. Si usted se queda dormido en cinco o menos minutos, podría ser una indicación de fatiga extrema debido a apnea del sueño.

Si usted tiene apnea del sueño obstructiva, se someterá al mismo examen nuevamente, mientras usa una mascarilla facial que proporciona presión positiva. A esto se le llama presión positiva continua de vía respiratoria (CPAP). Esta mascarilla se supone que previene el colapso de su vía respiratoria y mantiene su respiración durante la noche.

Otros Exámenes

Si se sospecha que usted tiene apnea del sueño central, podría necesitar una variedad de otros exámenes para diagnosticar una condición médica subyacente. Su médico tendrá que determinar cuáles otros síntomas tiene y usará estos síntomas para guiar su elección de estudios posteriores.

Otros posibles exámenes incluyen: