El cuidado médico puede ayudar a la mayoría de personas con trastorno de pánico, pero el éxito del tratamiento varía de una persona a otra. La mayoría de personas responden bien al tratamiento y pueden regresar al funcionamiento normal en semanas o meses. El tratamiento se puede complicar por tener otra condición al mismo tiempo, como abuso de sustancias, depresión, u otros trastornos de ansiedad.

Psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales, y médicos primarios especialmente capacitados, están entrenados para tratar el trastorno de pánico. Si su profesional en el cuidado de la salud no tiene capacitación especial, pida el nombre de un profesional de la salud o asesor que sí la tenga.

El tratamiento involucra lo siguiente:

No hay procedimientos quirúrgicos para el tratamiento de trastorno de pánico.

Una revisión reciente de más de 20 estudios clínicos que compararon la psicoterapia y los medicamentos para el tratamiento de trastorno de pánico aproximadamente en 1700 adultos, encontró que una combinación de las dos terapias fue significativamente más efectiva que cada método de tratamiento usado solo. *