No hay cura para la fibromialgia. Por lo tanto, el tratamiento se enfoca en reducir el dolor y otros síntomas.

El tratamiento involucra lo siguiente:


Actualmente, no hay opciones quirúrgicas para el tratamiento de la fibromialgia.