El tratamiento y control de los resfriados e influenza involucra principalmente aliviar sus síntomas, aunque por lo general se resuelven por sí solos. Si usted tiene una condición crónica de salud, un resfriado o influenza puede empeorar cualquier condición que tenga, particularmente diabetes y enfermedades cardiacas y pulmonares crónicas. En ocasiones, las infecciones respiratorias superiores virales se desarrollan en complicaciones como infecciones del oído o sinusales, o neumonía.

Los objetivos del tratamiento son tres:

  • Hacerlo sentir cómodo mientras la enfermedad siga su curso.
  • Controlar otras condiciones para que no empeoren durante una infección respiratoria superior.
  • Prevenir el desarrollo de complicaciones.

El tratamiento involucra lo siguiente:

No hay procedimientos quirúrgicos para el tratamiento de resfriados e influenza.