Definición

La reparación o extracción de un aneurisma, que es una protuberancia anormal debilitada dentro de la pared de la aorta. La aorta es la arteria más larga del cuerpo, la cual se origina en el corazón y tiene muchas ramas que dan suplemento de sangre al cuerpo.

Razones para realizar el procedimiento

  • Prevenir la ruptura de un aneurisma, que puede provocar sangrado severo y de amenaza para la vida
  • Retirar un aneurisma roto y reparar la aorta dañada

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento

Qué esperar

Su médico le practicará uno o todos los siguientes:

  • Examen físico
  • Análisis de sangre
  • Radiografías: un examen que usa radiación para tomar imágenes de las estructuras internas del cuerpo
  • Ultrasonido: un examen que usa ondas sonoras para encontrar el aneurisma
  • Tomografía computarizada (TC): un tipo de radiografía que usa una computadora para tomar imágenes del interior del cuerpo
  • Resonancia magnética (RM): una prueba que utiliza ondas magnéticas para obtener imágenes del interior del cuerpo
  • Cateterización cardiaca: se inserta un instrumento parecido a un tubo dentro del corazón a través de una vena o arteria (en general, en el brazo o la pierna) para detectar problemas del corazón y el suministro de sangre
  • Electrocardiograma: un estudio que registra la actividad del corazón al medir las corrientes eléctricas a través del músculo cardiaco

En los días previos al procedimiento:

  • No tome aspirina ni otros antiinflamatorios durante una semana antes de la cirugía, a menos que el médico indique lo contrario. Es posible que también tenga que dejar de tomar anticoagulantes. Por ejemplo, clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) o ticlopidina (Ticlid). Consulte con el médico.
  • La noche anterior, coma una comida liviana y no ingiera ni beba nada a partir de la medianoche.
  • Puede ser que le administren algún laxante y/o un enema para vaciar sus intestinos.
  • Se le puede pedir que tome una ducha durante la mañana del procedimiento, y puede recibir un jabón desinfectante especial para que lo use.
  • Consiga que alguien lo ayude en el hogar al regresar del hospital.
  • Consiga que alguien lo transporte de su casa al lugar donde se practica el procedimiento y viceversa.

  • Líquidos IV
  • Sedantes
  • Anestesia
  • Se utilizará una sonda de respiración durante la cirugía, pero será retirada cuando usted comience a despertar de la anestesia.
  • Puede necesitar una sonda a través de la nariz y dentro del estómago para retirar los líquidos y ácidos que estén acumulados en el estómago.
  • Puede requerir un catéter en la vejiga hasta después de unas cuantas horas de que haya terminado la operación.

Según la ubicación exacta del aneurisma, es posible que deba desviarse el flujo sanguíneo a una máquina cardiopulmonar, que se encargará temporalmente del suministro de sangre con oxígeno y de la circulación sanguínea a través del cuerpo.

El cirujano realiza una incisión en el pecho o en el abdomen, sobre el área del aneurisma. La aorta es engrapada por encima y debajo del aneurisma. El cirujano abre el aneurisma, elimina cualquier residuo y cose un tubo de dacron (injerto) para reconectar los dos extremos de la aorta. Luego, el tejido del aneurisma se envuelve alrededor del exterior del injerto.

Cuando el injerto está en el lugar apropiado, se liberan las grapas, permitiendo que el flujo sanguíneo se reanude a través de la aorta. La incisión se cierra, usando tanto puntos de sutura como grapas y se cubre con un vendaje elástico.

Reparación del Aneurisma Aórtico Abdominal

Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Necesitará permanecer en la unidad de terapia intensiva el primer día (o quizás más) después de la cirugía para que sus signos vitales puedan controlarse cuidadosa y continuamente; después será transferido a una habitación común del hospital.

Después del procedimiento, asegúrese de seguir las indicaciones de su médico.

Aproximadamente una hora

La anestesia evita que sienta dolor durante la cirugía.

  • Sangrado severo
  • Insuficiencia renal
  • Dificultad respiratoria
  • Ataque cardíaco
  • ACV
  • Infección
  • Muerte del tejido: si la circulación sanguínea se interrumpe en las extremidades o los intestinos, estos tejidos pueden quedar privados de oxígeno, lo que provoca la muerte del tejido.
  • Daño a los nervios de la zona, lo que provoca problemas sexuales (como impotencia)
  • Coágulos sanguíneos y complicaciones si los coágulos se rompen y viajan a través del sistema circulatorio
  • Muerte

La probabilidad de complicaciones se incrementa cuando la operación es realizada de emergencia, en vez de que haya sido programada.

4 a 7 días

Durante uno o dos días después de la cirugía, se lo conectará a monitores para controlar el ritmo cardiaco, la respiración, la presión arterial y los niveles de oxígeno en la sangre. Además, su cirujano, le puede ordenar pruebas de sangre, radiografías de tórax, electrocardiogramas y ultrasonidos del área reparada de la aorta.

Puede tener náuseas por pocas horas después de la cirugía. Dependiendo de varios factores, el cirujano le puede colocar una sonda nasogástrica a través de la nariz y dentro del estómago para drenar el líquido acumulado y el ácido estomacal. No podrá comer ni beber hasta que la sonda le sea retirada y ya no sienta más náuseas, así que continuará recibiendo líquidos y azúcar por vía intravenosa. Una vez que empiece a comer, puede necesitar una dieta más liviana y blanda de lo habitual.

Se le podrá indicar el uso de medias especiales de compresión después de la cirugía para disminuir la posibilidad de formar coágulos sanguíneos.

Se le puede pedir que use un espirómetro incentivo con el que va a respirar profundamente y toser, con el objeto de mejorar la función de los pulmones después de la anestesia general.

La recuperación tarda alrededor de seis semanas. Si presentó síntomas del aneurisma antes de la cirugía, puede notar algunas mejorías en su salud, como mayor fuerza y menos inflamación en las piernas, presión arterial más baja, mejor energía y ausencia de dolor debido al aneurisma.

Llame a su médico si ocurre lo siguiente

  • Hinchazón o dolor en el abdomen
  • Náuseas o vómito que no puede controlar con los medicamentos que le dieron después de la cirugía, o que continúan por más de dos días después de que le dieron de alta en el hospital
  • Enrojecimiento, inflamación, aumento del dolor, sangrado excesivo o secreción del sitio de la incisión
  • Signos·de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Tos, falta de aire, dolor en el pecho, náuseas o vómitos intensos
  • Dolor, ardor, urgencia o frecuencia para orinar o sangrado persistente en la orina
  • Dolor o inflamación en los pies, las pantorrillas o las piernas, falta de aire o dolor en el pecho repentinos