Definición

La celulitis es una infección de la piel. Puede diseminarse al tejido inmediatamente debajo de la superficie de la piel. La infección puede producirse en cualquier parte del cuerpo, aunque es más frecuentemente en el rostro o la parte inferior de las piernas.

Causas

Suele ser causada por una infección bacterial. Puede producirse a partir de bacterias que normalmente viven en la piel o de bacterias provenientes de otras fuentes. La infección bacterial puede ser causada por:

  • Un lesión menor en la piel, tal como una cortada, un arañón, una ampolla, una perforación o mordida que se infecta y se expande hacia la piel circundante
  • Ampollas de la varicela que se abren y se infectan con bacterias
  • Lesiones que ocurren en una parte del cuerpo con agua que se infectan con los gérmenes encontrados en el agua
  • Un corte o una abrasión que se infecta con bacterias provenientes de los alimentos al manipular pescado, aves, huevos o carne
  • La bacteria que entra en el cuerpo a través de heridas quirúrgicas o por catéter en la vena
  • Infección en una persona que padece diabetes o tiene el sistema inmunológico debilitado
  • La bacteria que se extiende de una infección del oído o respiratoria alta
  • Circulación dañada (tendencia a causar recurrencia de celulitis)
  • Infección por MRSA: una infección resistente a los medicamentos que puede contagiarse al compartir toallas o artículos deportivos

Herida punzante

Herida punzante
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Factores de riesgo

Los factores que incrementan el riesgo de padecer celulitis son:

Síntomas

Los síntomas pueden empezar en horas o días y pueden incluir:

  • Inflamación de la piel que comienza en un área pequeña y luego se expande y provoca:
    • Enrojecimiento
    • Dolor o sensibilidad
    • Hinchazón
    • Calor
    • Un rayón rojizo (posiblemente)
  • Nódulos linfáticos inflamados
  • Fiebre o escalofríos
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • La celulitis cerca de los ojos puede provocar dolor al moverlos y debe ser tratada inmediatamente

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. Probablemente deba contestar preguntas acerca de cómo se lesionó. Su médico también le preguntará sobre la exposición a animales o extensiones de agua naturales. Su piel será examinada con detalle. Es posible que su médico utilice un bolígrafo de color para marcar el límite del área donde tiene celulitis. Estas marcas ayudarán a controlar su avance.

Las pruebas pueden incluir:

  • Cultivo de la lesión: se pasa un hisopo estéril sobre el área y se envía al laboratorio para detectar bacterias. Sirve para determinar qué tipo de antibióticos usar (no resulta muy útil si no hay secreción de pus, herida abierta o absceso).
  • exámenes sanguíneos: para ayudar a determinar la gravedad de la infección.

Para detectar gangrena debajo de la piel o señales de que la infección se diseminó al hueso, el médico puede solicitar:

Tratamiento

El objetivo es eliminar la infección y aliviar el malestar. La mayoría de los casos de celulitis se curan después de una semana o dos de tratamiento. Se puede limpiar la herida infectada y eliminar el tejido muerto.

Puede formarse una acumulación de pus, que se denomina absceso. Puede drenarse.

La celulitis grave, la celulitis que afecta a personas con diabetes o con el sistema inmunológico debilitado, o las infecciones en el rostro pueden requerir asistencia hospitalaria.

El tratamiento incluye:

Pueden administrarse antibióticos oralmente o mediante inyección en un músculo o una vena. El método dependerá de la gravedad de la infección.

Siga la receta según se lo indiquen. Asegúrese de tomar todos los medicamentos. Si no lo hace, la infección podría reaparecer.

Esto incluye:

  • Haga reposo en cama o mantener el área infectada elevada a una altura superior a la de su corazón.
  • Aplique compresas tibias o frías en el área.
  • Cambie su ropa como se lo indicó el doctor.
  • Proteja su piel para no sufrir otras lesiones.
  • No se rasque o frote el área.

Si se le diagnostica celulitis, siga las indicaciones de su médico.

Prevención

Para reducir su riesgo de contraer celulitis:

  • Mantenga su piel limpia.
  • Humedezca la piel seca con loción.
  • Evite dañar la piel:
    • Use elementos de protección cuando practique deportes.
    • Use pantalones largos y camisas de manga larga cuando vaya de excursión.
    • Use sandalias cuando vaya a la playa en lugar de ir descalzo.
    • Tenga cuidado de los animales. Trate las mascotas con respeto para evitar mordidas.
  • Si usted o su hijo no han tenido varicela, hable con su médico para vacunarse.
  • No nade en aguas naturales si tiene cortadas o llagas.
  • Trate de no cortarse durante la pesca u otros deportes acuáticos.
  • Si tiene un pequeño corte, una mordida u otras lesiones, cuide la herida.
    • Limpie las cortadas o rasguños con agua y jabón.
    • Aplique pomada con antibiótico.
    • Cubra con una venda o vendaje.
    • No se rasque las heridas.
    • Llame al doctor inmediatamente si el área se enrojece o inflama.
  • Busque rápido ayuda médica para heridas o mordidas más grandes.
  • Si sus piernas tienden a hincharse, levántelas varias veces al día y use medias de soporte.
  • Póngase las vacunas recomendadas para niños y adultos.