Definición

Las verrugas genitales son tumores o bultos que aparecen:

  • En la vulva
  • El interior de la vagina o el ano, o alrededor de ellos
  • En el cuello uterino
  • En el pene, el escroto, la ingle o el muslo
  • En la boca o la garganta (poco frecuente)

Las verrugas pueden ser abultadas o planas, puede haber una o varias, pueden ser pequeñas o grandes. Es posible que algunas se agrupen y tomen la forma de un coliflor. Esta afección es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes.

En algún momento de la vida, la mayoría de las personas se encuentra expuesta a alguna forma de VPH. Pero no todas se infectan ni desarrollan síntomas.

Verrugas genitales

Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Las verrugas genitales son causadas por el virus del papiloma humano (HPV). El VPH es una familia de más de 80 virus comunes. Muchos tipos de HPV provocan verrugas cutáneas inofensivas. A menudo, salen en los dedos o en los pies. Se cree que sólo algunos tipos provocan verrugas genitales.

El VPH se propaga fácilmente por medio del sexo oral, genital o anal con una pareja infectada. Alrededor de dos tercios de las personas que mantienen relaciones sexuales con una pareja que tiene verrugas genitales también presentarán estas verrugas. La aparición de las verrugas puede tardar varias semanas o meses.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de contraer HPV y verrugas genitales son:

  • Edad: entre 15 y 30 años
  • Mantener relaciones sexuales con varias personas
  • Las mujeres cuya primera pareja sexual ha tenido dos o más parejas sexuales anteriores
  • Mantener relaciones sexuales sin usar preservativos
  • Mantener relaciones sexuales a temprana edad
  • El contacto piel a piel con una pareja infectada
  • Antecedentes previos de verrugas genitales
  • Embarazo
  • Tabaquismo
  • Tomar anticonceptivos orales

Síntomas

En general, las verrugas genitales tienen un aspecto de tumor carnoso y abultado. Tienen forma de coliflor y, por lo general, aparecen en racimos. A veces, no es posible ver fácilmente las verrugas a simple vista.

En las mujeres, las verrugas se pueden encontrar en las siguientes áreas:

  • Vulva o vagina
  • Adentro de la vagina o el ano o alrededor de ellos
  • Cuello uterino

En los hombres, las verrugas son menos comunes. Si están presentes, por lo general se encuentran en estas áreas:

  • En la punta o a lo largo del pene
  • Escroto
  • Alrededor del ano

Si bien las verrugas generalmente no causan síntomas, se puede producir lo siguiente:

  • Hemorragia
  • Comezón
  • Irritación
  • Ardor
  • Infección bacteriana secundaria con enrojecimiento, sensibilidad o pus

La mayoría de las cepas de VPH que producen verrugas genitales no causan cáncer. Pero algunas cepas pueden causar cáncer del cuello uterino. Son menos frecuentes el cáncer de vulva, de ano o de pene.

En el caso de las mujeres, es importante que se realicen la prueba de Papanicolaou, que puede detectar problemas relacionados con VPH, incluido el cáncer del cuello uterino. Durante esta prueba, se toma una muestra de células del cuello uterino. Esta muestra también puede detectar VPH.

Si usted es una mujer sana, muchas organizaciones de profesionales de la salud ofrecen las siguientes recomendaciones para la detección:

  • Si tiene entre 21 y 29 años, se recomienda realizar la prueba de Papanicolaou cada tres años.
  • Si tiene entre 30 y 65 años, se recomienda realizar la prueba de Papanicolaou junto con la de VPH cada cinco años. (O puede seguir realizándose solo la prueba de Papanicolaou cada tres años).
  • Si tiene 65 años o más, es posible que pueda dejar de realizarse la prueba de Papanicolaou y la de VPH si ha obtenido resultados normales (p. ej., tres resultados normales seguidos y ningún resultado anormal en los últimos 10 años).

El médico puede ayudarle a determinar el cronograma de detección adecuado para usted. Por ejemplo, deberá realizarse pruebas de Papanicolaou con más frecuencia si obtiene resultados anormales o ante determinadas condiciones.

Es posible que las verrugas genitales aumenten de tamaño durante el embarazo. En ese caso, quizá sea difícil orinar. Las verrugas que se encuentran adentro o cerca del orificio vaginal también pueden obstruir la vía del parto durante el parto.

Diagnóstico

El diagnóstico de las verrugas genitales se puede determinar a partir de:

El médico puede diagnosticar las verrugas genitales al verlas. Si una mujer presenta verrugas externas, normalmente también se examina el cuello uterino. Es posible que el médico use una solución especial para buscar lesiones que no presenten las características típicas.

Obtener resultados anormales en una prueba de Papanicolaou puede ser signo de VPH. Sin embargo, para diagnosticar HPV, el médico solicitará pruebas más precisas, como una colposcopia.

En una colposcopia, el médico utiliza un dispositivo especial para ver si hay verrugas en el cuello uterino y en la vagina. Para la biopsia, el médico extrae una muestra de tejido para analizarla.

En una prueba de HPV, posiblemente se examine una muestra de células del área afectada para determinar si presentan ciertos tipos de HPV.

Tratamiento

El tratamiento depende del tamaño y la ubicación de las verrugas. El tratamiento alivia los síntomas, pero no cura el virus. El virus permanece en el cuerpo. Es posible que las verrugas u otros problemas se repitan.

Los tratamientos pueden ser:

El médico podrá recomendarle la aplicación de uno de estos medicamentos en las áreas afectadas:

  • Crema de imiquimod
  • Resina de podófilo
  • Solución de podofilox
  • Crema de fluorouracilo 5
  • Ácido tricloroacético

La combinación de estos tratamientos con criocirugía o tratamiento con láser puede aumentar su efecto.

Los métodos que destruyen las verrugas al instante son:

  • Criocirugía (congelación)
  • Electrocauterización (quemado)
  • Tratamiento con láser

Estos métodos se usan para tratar verrugas pequeñas y verrugas grandes que no se han curado con otros tratamientos. Una verruga grande también puede extirparse quirúrgicamente. En el caso de las verrugas que reaparecen sucesivamente, se puede inyectar un medicamento antiviral, llamado interferón alfa, en la verruga.

Prevención

La única forma de evitar el contagio del VPH por completo es evitar el contacto físico con una persona infectada.

Los preservativos de látex pueden ayudar a reducir el contagio de la infección por HPV y las verrugas genitales. Los preservativos no son un método 100% seguro porque no cubren toda el área genital.

Otras formas de evitar la infección son:

  • Abstenerse de mantener relaciones sexuales
  • Mantener una relación monógama
  • Controlar regularmente si uno ha contraído una ETS

La vacuna contra el VPH, una serie de tres inyecciones, se le administra a niños y niñas de entre 11 y 12 años. Si es menor de 26 años y no se ha vacunado, puede recibir una serie de vacunas de "actualización".

La verrugas genitales son poco comunes en los niños. Este diagnóstico puede indicar abuso sexual. El abuso debe ser denunciado.