Definición

Tener sobrepeso o estar obeso significa que el peso está por encima del rango de peso ideal. El exceso de peso aumenta el riesgo de padecer enfermedades graves, como enfermedades cardíacas, determinados tipos de cáncer y diabetes.

Una de las herramientas que se utiliza para calcular el rango de peso se llama “índice de masa corporal” (IMC). Esta escala determina los intervalos de peso según la altura de la persona. Los niveles de IMC en adultos incluyen lo siguiente:

  • Intervalo de peso ideal: 18,5-24,9
  • Sobrepeso: de 25 a 29,9
  • Obesidad: 30 o superior
  • Obesidad patológica: 40

Causas

La causa del sobrepeso radica en ingerir más calorías de las que utilizamos. Se ingieren calorías a través de los alimentos. Todas las actividades de nuestro cuerpo se pueden realizar gracias a las calorías. Entre estas actividades se incluyen la actividad física y las funciones corporales básicas. El aumento excesivo de peso se produce cuando no se mantiene el equilibrio de esta relación. Si este desequilibrio sucede con regularidad, provoca obesidad.

Los factores que pueden influir en la obesidad incluyen lo siguiente:

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar las probabilidades de padecer sobrepeso incluyen los siguientes:

  • Ingesta de porciones grandes de comida
  • Estilo de vida sedentario: hacer muy poco ejercicio y pasar mucho tiempo frente a la televisión o la computadora
  • Ingesta rápida de alimentos hasta sentirse satisfecho
  • Nivel alto de ingesta de comida rápida
  • Edad avanzada
  • Alto consumo de alcohol
  • Trabajo en turnos variados
  • No dormir lo suficiente

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Aumento de peso
  • Engrosamiento de la sección media del cuerpo
  • Áreas evidentes de depósitos de grasa

Complicaciones del aumento excesivo de peso

El aumento de peso excesivo se relaciona con lo siguiente:

Un mayor riesgo de:

Disminución de la calidad de vida asociada con lo siguiente:

Tener sobrepeso también puede afectar el embarazo. Algunas complicaciones incluyen presión arterial alta, diabetes, complicaciones durante el parto o anomalías congénitas del bebé.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. Se diagnostica obesidad por medio del examen visual y de las mediciones corporales con:

  • Tablas de estatura y peso
  • Índice de masa corporal
  • Medición de los pliegues del cuerpo con un calibrador
  • Medición de la circunferencia de la cintura
  • Pruebas de desplazamiento de agua

El médico puede indicar análisis de sangre para descartar la posibilidad de que existan otras condiciones.

Tratamiento

La obesidad es difícil de tratar. Los aspectos que afectan el tratamiento son:

  • Factores culturales
  • Hábitos personales
  • Estilo de vida
  • Genética

Usted y su médico estudiarán el mejor plan de tratamiento para su caso. Existen diversos enfoques para tratar la obesidad que se basan en cambios en el estilo de vida. Es más probable que logre perder peso sin recuperarlo mediante el uso de una combinación de estrategias. Estas estrategias pueden incluir una dieta saludable, ejercicio, asesoramiento o medicamentos. Los planes para bajar de peso pueden incluir:

Su médico puede recomendar que distribuya la ingesta de calorías a lo largo del día en lugar de ingerirlas todas en unas pocas comidas abundantes. También es posible que necesite una dieta especial que no incluya tipos específicos de alimentos. Por ejemplo, una dieta con bajo contenido de grasas o de carbohidratos.

Consulte al médico o solicite la derivación a un nutricionista. Puede ayudarlo a desarrollar un plan que sea mejor para usted.

La clave para perder peso consiste en reducir el número total de calorías que ingiere. No es necesario seguir un tipo específico de dieta, por ejemplo, una dieta con bajo contenido de carbohidratos. Es mucho más importante elegir una dieta con bajo contenido de calorías que pueda cumplir durante un período prolongado.

Un nutricionista puede ayudarlo con su objetivo de ingesta total de calorías. La ingesta de calorías se basa en su peso actual y sus objetivos con respecto a la pérdida de peso.

Las porciones, o el tamaño de las raciones, también tienen una importancia fundamental. El uso de platos especiales para el control de la porción puede ayudarle a tener éxito.

Lleve un registro de lo que come y de lo que bebe.

Consulte con el médico acerca de un programa de ejercicio. Incluso los ejercicios de intensidad moderada, como las caminatas enérgicas, pueden contribuir a la pérdida de peso.

Existen muchas formas de incorporar actividades adicionales a la rutina diaria. Use las escaleras en lugar del ascensor. Estacione el automóvil un poco más lejos. Limite la cantidad de tiempo que pasa mirando televisión y usando la computadora, y reemplácelo por actividad física.

La terapia del comportamiento puede ayudarle a entender lo siguiente:

  • Cuándo tiende a comer de más
  • Por qué tiende a comer de más
  • Cómo combatir la tendencia a comer de más

Si se combina con dieta y ejercicio, la terapia también puede contribuir a la pérdida de peso.

Los programas de pérdida de peso pueden dar buenos resultados en algunas personas. Algunos estudios también indican que un compañero o un grupo pueden ayudar a mejorar los hábitos alimenticios y el estado físico.

Pueden recetarse medicamentos para perder peso, como orlistat. El orlistat interfiere en la absorción de grasas de los intestinos. Se encuentran disponibles otros medicamentos que pueden contribuir a la pérdida de peso, pero se deben analizar cuidadosamente los posibles efectos secundarios y beneficios.

Los medicamentos solos no son una opción viable para bajar de peso y no recuperarlo. Algunos producen efectos secundarios graves. También existen riesgos relacionados con los productos herbarios y de venta libre. Hable con su médico antes de usar cualquiera de ellos.

La cirugía bariátrica reduce el tamaño del estómago. En algunos casos, también se reacomoda el tubo digestivo. Un estómago más pequeño sólo puede retener una pequeña porción de alimento a la vez. Entre algunos ejemplos de procedimientos, se incluyen los siguientes:

Estos procedimientos pueden ser una buena opción para las personas que sufren obesidad grave y que tienen dificultad para bajar de peso por otros medios.

Cirugía de derivación gástrica

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Prevención

Controlar su peso puede ser una tarea difícil. Para reducir las probabilidades de padecer sobrepeso, siga estos pasos:

  • Hable con su médico o con un nutricionista sobre la cantidad adecuada de calorías que debe ingerir diariamente para mantener un peso saludable o, de ser necesario, para perder peso.
  • Aprender a comer porciones más pequeñas de alimentos. La mayoría de los estadounidenses consumen porciones que son de tamaño demasiado grande.
  • Limite la cantidad de tiempo que pasa en actividades sedentarias. Éstas incluyen mirar televisión o utilizar la computadora.
  • Consulte con su médico o con un profesional especializado en actividad física acerca de realizar alguna actividad en su vida cotidiana.