Definición

El tétano es una infección bacteriana que afecta el sistema nervioso. La bacteria del tétano está presente en la tierra, el polvo o el estiércol y entra al organismo a través de alguna herida en la piel. La infección provoca espasmos musculares muy severos. Estos espasmos ocasionan un trismo (mandíbula cerrada), que impide abrir o cerrar la boca. El tétanos puede ser mortal.

Sistema nervioso

SNC y SNP
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

El tétanos es causado por una toxina que producen las esporas de la bacteria Clostridium tetani.

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o afección. Usted corre el riesgo de contraer tétano si:

  • No está vacunado contra el tétano
  • No actualiza sus vacunas tetánicas regularmente
  • Utilizar medicamentos o drogas por vía intravenosa
  • Edad: 50 años o mayor
  • Tiene úlceras o heridas en la piel
  • Sufrió quemaduras
  • Ha expuesto heridas abiertas a la tierra o a excremento de origen animal

Síntomas

Los síntomas del tétano podrían incluir:

  • Dolor de cabeza
  • Rigidez en los músculos de la mandíbula o del cuello (mandíbula cerrada)
  • Babear o tener problema para deglutir
  • Espasticidad o rigidez muscular
  • Sudor
  • Fiebre
  • Irritabilidad
  • Dolor u hormigueo en el sitio de la herida
  • Hipertensión o presión arterial baja
  • Ataques
  • Dificultad para respirar
  • Latidos del corazón irregulares, muy rápidos o muy lentos
  • Paro cardíaco
  • Deshidratación
  • Neumonía (una complicación de la infección)

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. El diagnóstico se basa principalmente en su historia clínica. Su doctor puede ordenar hacer un cultivo de la herida, pero estos cultivos no son muy exactos.

Tratamiento

El tratamiento puede incluir:

  • Hospitalización para controlar complicaciones de la infección
  • Abrir y limpiar la herida o, en ocasiones, remoción quirúrgica de toda el área lastimada.
  • Antibióticos
  • Inmunoglobulina contra el tétanos (anticuerpos contra el tétanos que ayudan a neutralizar la toxina del tétanos)
  • Inyección antitetánica, si su vacuna antitetánica no está vigente

En algunos casos cuando existen problemas para respirar o para tragar, se puede insertar un tubo para respirar por la garganta y ayudar a que fluya la respiración. En algunas situaciones, se puede realizar un procedimiento quirúrgico llamado traqueotomía para proporcionar una vía de entrada de aire.

Prevención

La mejor forma de prevención es vacunarse. Todos los niños (con pocas excepciones) deben recibir la serie de vacunas DTaP. Esta protege contra la difteria, el tétanos y la tos ferina. Otra vacuna llamada Tdap se administra a niños entre once y doce años después de que hayan completado la serie de vacunas DTaP. Los niños entre siete y diez años que no recibieron la serie completa de vacunas DTaP también pueden recibir la vacuna Tdap.

También se puede administrar una dosis de refuerzo de Tdap a adolescentes y adultos que no recibieron la vacuna Tdap entre los 11 y 12 años. Después de ello, los adultos deben recibir una dosis de refuerzo de la vacuna contra el tétanos y la difteria (Td) cada 10 años o después de una exposición al tétanos (en algunos casos).

Hable con el médico si usted o su hijo no ha recibido todas las vacunas.

Además de la vacuna, puede prevenir el tétanos tomando los cuidados necesarios cuando sufre una herida:

  • Limpie la herida lo más pronto posible.
  • Consulte a su médico sobre el cuidado de las heridas, especialmente si no recibió la vacuna contra el tétanos en los últimos 10 años.