Definición

En un ojo con visión normal, la capacidad de enfoque de la córnea y cristalino se empareja con el largo del ojo. Sus ojos por lo tanto son capaces de enfocar una imagen con precisión en la retina.

En la miopía, o vista corta, la visión es mejor de cerca que a la distancia.

En la hipermetropía, con frecuencia la visión es mejor a la distancia que de cerca (aunque puede ser borrosa tanto a la distancia como de cerca).

Miopía

Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Ambas condiciones son causadas por deformaciones estructurales dentro del ojo.

En la miopía, sus ojos enfocan la imagen adelante de la retina. Esto ocurre por lo general con un globo ocular que es más largo o una córnea que está más inclinada de lo normal.

En la hipermetropía, su ojo enfoca la imagen detrás de la retina. Esto por lo general ocurre si su globo ocular es demasiado corto o la córnea tiene muy poca curvatura. Con el envejecimiento, el cristalino del ojo se vuelve menos flexible y no puede enfocar tan bien los objetos cercanos. Esta condición, llamada presbiopía, explica el desarrollo de la dificultad para ver objetos cercanos en la mayoría de personas después de los 40 años de edad.

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición. Los factores de riesgo son ligeramente diferentes para los dos tipos de trastornos de la visión.

Tener un miembro de la familia con miopía incrementa su riesgo de este trastorno. Además, aunque las evidencias no son contundentes, algunos especialistas creen que el esfuerzo crónico de la vista, por ejemplo, al leer durante períodos prolongados o usar una computadora diariamente, puede incrementar el riesgo de desarrollar miopía.

Existen dos principales factores de riesgo para hipermetropía:

  • Edad: 40 años o mayor (hipermetropía por presbicia)
  • Miembro de la familia con hipermetropía

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Visión borrosa de objetos distantes
  • Ojos bizcos
  • Vista cansada
  • Dolores de cabeza
  • Visión borrosa de objetos cercanos y con frecuencia a la distancia
  • Necesidad de más luz al trabajar
  • Fatiga de los ojos
  • Dolores de cabeza

Diagnóstico

Un especialista en la visión le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen de la vista y se evaluará si las lentes recetadas le ayudarán a mejorar su visión.

Tratamiento

El tratamiento puede incluir:

  • Lentes
  • Lentes de contacto blandos
  • : se usa un láser para cambiar permanentemente la forma de la córnea mediante la corrección de las células detrás de la superficie (el tratamiento quirúrgico más frecuente para la miopía)
  • Queratomileusis epitelial con láser (LASEK): procedimiento similar al LASIK, pero con una técnica distinta de remoción de la primera capa de la córnea. Supuestamente, LASEK ofrece beneficios sobre el procedimiento típico LASIK en términos de tiempo de curación más rápido y menor dolor post-quirúrgico. Sin embargo, esos beneficios se han cuestionado en estudios recientes. Se necesita más investigación para aclarar los beneficios del procedimiento LASEK.
  • Procedimiento epi LASIK ( queratomileusis in situ epitelial asistida con láser): un procedimiento híbrido que combina elementos de LASEK y de LASIK
  • Queratectomía fotorrefractaria: se usa un láser para cambiar permanentemente la forma de la córnea mediante la remoción de las células de la superficie (es un procedimiento menos frecuente)
  • Queratotomía radial: se realizan microincisiones para alisar la córnea (se realiza en pocas ocasiones)
  • Cristalino intraocular: en algunas situaciones, retirar su cristalino natal y reemplazarlo con un cristalino intraocular puede ayudar a tratar la miopía

  • Corrección debajo y encima
  • Astigmatismo
  • Problemas visuales, como deslumbrarse o tener visión doble
  • Ojos secos
  • Problemas post quirúrgicos con la curación y/u otras infecciones
  • Se desconocen en este momento las complicaciones a largo plazo (más de 10 años de seguimiento)

La mayoría de los tratamientos para la miopía se pueden aplicar también a la hipermetropía. Otro tratamiento común es el uso de lentes para leer o bifocales, que son particularmente útiles para la presbiopía. También hay técnicas de encogimiento de colágeno (es decir, queratoplastia conductiva). Para personas que se someten a cirugía de cataratas (o cirugía de intercambio de cristalino refractario), ahora hay disponibles cristalinos intraoculares que corrigen la miopía o hipermetropía y presbiopía.

Prevención

No hay indicaciones para la prevención de miopía o hipermetropía.