Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

La orquitis es la inflamación de uno o de ambos testículos. Puede provocar dolor y afectar la fertilidad.

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La orquitis suele ser resultado de una infección causada por lo siguiente:

  • Virus: el virus más común es el de las paperas.
  • Bacterias, como las que se encuentran en las siguientes condiciones:
    • Epididimitis, que suele ser resultado de una enfermedad de transmisión sexual (ETS). El epidídimo es un tubo largo que está en la superficie del testículo que lleva el esperma desde los testículos hacia los conductos deferentes.
    • Infecciones urinarias
    • Tuberculosis
  • Enfermedades autoinmunitarias, como la púrpura de Schoenlein-Henoch
  • Una reacción inflamatoria posterior a una infección bacteriana en algún sitio del cuerpo

En algunos casos, la causa es desconocida.

Factores de riesgo

Los factores que podrían aumentar las probabilidades de tener orquitis incluyen los siguientes:

  • Antecedentes de epididimitis u otras ETS
  • Antecedentes de rubéola (sarampión alemán)
  • No haberse vacunado contra el sarampión, las paperas y la rubéola (vacuna tripe vírica)
  • Uso prolongado de sonda vesical
  • Defectos estructurales
  • Antecedentes de infecciones urinarias recurrentes
  • Antecedentes de cirugía genital
  • Coito anal receptivo

Las conductas que incrementan el riesgo de ETS también aumentan el riesgo de sufrir orquitis. Los comportamientos de alto riesgo incluyen los siguientes:

  • Tener varias parejas sexuales.
  • Mantener relaciones sexuales sin usar condón.
  • Tener una pareja con una ETS en curso.

Síntomas

La orquitis causa dolor e inflamación testicular. Otros síntomas incluyen lo siguiente:

  • Dolor con la palpación
  • Sensación de pesadez en el escroto
  • Sangre en la orina o en el semen
  • Dolor al orinar o eyacular, o durante las relaciones sexuales
  • Dolor generalizado en la ingle

Los virus y las bacterias también pueden causar síntomas en todo el cuerpo, como fatiga, fiebre, náuseas y dolor de cabeza.

Diagnóstico

Se le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. Se le realizará un examen físico. El diagnóstico se puede basar en una exploración de los testículos, el escroto y el área de la ingle.

Se realizan pruebas para confirmar la causa y para descartar urgencias, especialmente la torsión testicular. Para detectar signos de infección y cuál es el virus o la bacteria que la causa, se puede hacer lo siguiente:

  • Análisis de sangre
  • Análisis de orina
  • Muestra uretral para buscar las causas de la infección

Se puede realizar una ecografía para revisar los testículos y las estructuras circundantes para ver si hay daño.

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa de la orquitis.

Medicamentos

Las infecciones víricas desaparecen espontáneamente. Se le pueden recomendar medidas para favorecer su comodidad, como tomar medicamentos de venta libre para reducir el dolor y la fiebre.

Si tiene una infección bacteriana, le recetarán antibióticos.

Cirugía

Es posible que se necesite cirugía si los otros tratamientos no funcionan o si existe riesgo de daño. El objetivo de la cirugía es reducir el dolor y evitar un daño aún mayor.

Entre los procedimientos, se incluyen los siguientes:

  • Orquiectomía: extirpación del testículo afectado.
  • Epididimectomía: extirpación del epidídimo del testículo afectado sin extirpar el testículo.

Prevención

Para ayudar a reducir las probabilidades de padecer orquitis, haga lo siguiente:

  • Aplíquese la vacuna triple vírica.
  • Practique sexo seguro, lo que incluye el uso de condones de látex para prevenir las ETS.
  • Trate cualquier infección que padezca de inmediato.