Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

La torsión testicular es la rotación de un testículo. Esta rotación tuerce el cordón, conocido como “cordón espermático”, que conecta el testículo al cuerpo. Los vasos sanguíneos y los nervios que son importantes para los testículos se desplazan por este cordón. Si el cordón se tuerce, se puede bloquear el flujo sanguíneo hacia el testículo y dañar los nervios. Si no hay flujo sanguíneo, se produce la muerte del tejido testicular. La lesión del nervio causa dolor.

La torsión testicular es una urgencia médica que requiere tratamiento inmediato. Se debe comenzar el tratamiento dentro de las cuatro a seis horas posteriores a la aparición de los síntomas. La demora en el inicio del tratamiento puede provocar la pérdida del testículo.

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Los testículos suelen mantenerse estables gracias a pequeñas secciones de tejido que los conectan ligeramente a las áreas circundantes. Si el tejido no está, está roto o demasiado alto, el testículo puede girar demasiado. Si el testículo gira, el cordón se retuerce.

Los tejidos que estabilizan los testículo pueden dañarse por lo siguiente:

  • Deformidad en el badajo de campana: anomalía congénita y causa más común de torsión testicular en el que las conexiones testiculares no se desarrollan correctamente.
  • Traumatismo: puede dañar las conexiones o causar movimientos anormales de los testículos.

En algunos casos, puede desconocerse la causa exacta.

Factores de riesgo

La torsión testicular es más común en adolescentes después de la pubertad. En general, el riesgo disminuye después de los 25 años.

Entre los factores que pueden aumentar la probabilidad de sufrir torsión testicular, se incluyen los siguientes:

  • Antecedentes familiares de torsión testicular
  • Antecedentes de anomalías testiculares, como un testículo no descendido o un testículo con una orientación irregular en el escroto

Síntomas

El síntoma distintivo de la torsión testicular es el dolor repentino e intenso en un testículo o en el escroto. Lo más común es que el dolor se sienta en un solo lado, pero puede presentarse en ambos. Otros síntomas posibles incluyen los siguientes:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Inflamación, enrojecimiento o sensación de calor en el escroto

Los síntomas podrían aparecer al hacer ejercicio, descansar o dormir.

En algunos casos, los síntomas se detienen sin necesidad de tratamiento. Aun así, es importante recibir atención médica de un profesional para evitar que la torsión se repita y para ver que no haya daño permanente.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará una exploración física. Se puede diagnosticar torsión testicular durante una exploración física.

Si el diagnóstico no es claro, se pueden realizar las siguientes pruebas para buscar otras condiciones que causen síntomas similares:

  • Análisis de orina para detectar infección urinaria
  • Radiografía para examinar las estructuras

Para evaluar el flujo sanguíneo, se pueden utilizar las siguientes pruebas:

Tal vez sea necesario iniciar un tratamiento de urgencia inmediatamente, sin realizar pruebas. El diagnóstico se confirmará durante la cirugía.

Tratamiento

El tratamiento precoz puede evitar complicaciones. La torsión testicular se trata con cirugía de urgencia. Si la cirugía no se puede realizar de inmediato, el médico puede intentar destorcer el cordón espermático de forma manual.

El objetivo de la cirugía es restablecer el flujo sanguíneo, reparar o extirpar todo el tejido dañado, y evitar que el cordón se vuelva a torcer. Los procedimientos quirúrgicos incluyen UNO de los siguientes:

  • Detorsión con orquiopexia: detorsión del cordón espermático para restablecer el flujo sanguíneo. Cada testículo se fija a la pared del escroto para evitar torsiones futuras.
  • Orquiectomía con orquiopexia: extracción del testículo afectado si el daño es excesivo. El otro testículo se fijará a la pared del escroto.

Prevención

No existen pautas para prevenir la torsión testicular.