Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

La neuralgia occipital consiste en dolor de cabeza y dolor que comienza en la nuca o la cabeza y que avanza hacia el cuero cabelludo. Incluye la parte posterior de la cabeza detrás de las orejas. Este dolor de cabeza es causado por un problema en nervios específicos del cuello llamados “nervios occipitales”.

Causas

Existen dos pares de nervios occipitales. Estos nervios parten de la columna vertebral en la parte alta del cuello, justo debajo del cráneo. Son responsables de la sensibilidad del cuero cabelludo en la parte posterior y superior de la cabeza, detrás de las orejas. La neuralgia occipital puede ocurrir sin razón, como resultado de una lesión o irritación de dichos nervios.

Las causas de la lesión o irritación de estos nervios pueden ser las siguientes:

  • Traumatismo en la nuca
  • Rigidez de los músculos del cuello
  • Cambios en la alineación de la columna vertebral
  • Presión en los nervios causada por lo siguiente:
    • Vasos sanguíneos alrededor de los nervios
    • Inflamación de la articulación, por ejemplo, artritis o gota
    • Tumores o quistes que presionan los nervios
  • Infección a lo largo del nervio
  • Tensión crónica en el cuello

Factores de riesgo

Los factores que pueden incrementar la probabilidad de padecer neuralgia occipital son los siguientes:

  • Lesión en el cuello actual o anterior
  • Cirugía previa de la cabeza y el cuello
  • Defectos o anomalías estructurales (congénitos o adquiridos) de la columna vertebral, el cuello o la cabeza
  • Sobrecarga repetitiva en el cuello o distensión de este

Síntomas

La neuralgia occipital causa un dolor que suele comenzar en la nuca y sube hasta el cuero cabelludo. El dolor puede ser repentino, agudo, punzante o como quemazón. La duración o la frecuencia de los dolores varía de persona a persona. El entumecimiento de la zona es otro síntoma común.

Diagnóstico

Se le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. Se le realizará un examen físico. Al principio, la neuralgia occipital puede ser difícil de diagnosticar, ya que los síntomas son similares a los de otros tipos de dolores de cabeza, como la migraña o la cefalea por tensión, y la condición de dolor crónico llamada “neuralgia del trigémino”.

Se pueden realizar estudios de diagnóstico por imágenes para descartar otras condiciones o para buscar las posibles causas de la neuralgia. A través de estos estudios, se obtienen imágenes detalladas de la cabeza y del cuello, lugares de donde parten los nervios occipitales. Su médico puede indicar uno de los siguientes estudios:

El diagnóstico puede confirmarse con un bloqueo de los nervios occipitales. Se inserta una aguja con anestesia cerca del nervio. Si el dolor del paciente se alivia unos minutos después de la inyección, entonces es probable que el nervio sea la causa del problema.

Tomografía computarizada de la cabeza

Imagen de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son reducir o eliminar el dolor. Juntos, usted y su médico analizarán las mejores opciones de tratamiento. Si hay una causa subyacente de neuralgia occipital (como un tumor, un quiste o artritis), también deberá tratarse.

En la mayoría de los casos, la neuralgia puede aliviarse con lo siguiente:

  • Tratamiento con calor, que puede ser seco, húmedo, o una combinación de ambos
  • Masajes
  • Fisioterapia, para tratar el desequilibrio o la actividad muscular que causa problemas
  • Terapias alternativas, como acupuntura o masajes

Entre los medicamentos que pueden ayudar a aliviar el dolor, se incluyen los siguientes:

  • Antinflamatorios no esteroides (AINE)
  • Relajantes musculares
  • Se pueden utilizar anticonvulsivos o antidepresivos para tratar dolores más intensos.

El bloqueo nervioso o las inyecciones de corticoesteroides pueden recomendarse para administrar el medicamento directamente en el nervio. El bloqueo nervioso impide que el nervio envíe señales de dolor. Los corticoesteroides pueden reducir la inflamación del tejido que rodea al nervio y, así, disminuir la presión que se ejerce sobre este.

Neuralgia grave o recurrente

Si otros tratamientos fracasan, la cirugía puede ser una opción. Algunos procedimientos incluyen lo siguiente:

  • Descompresión: mover los vasos sanguíneos u otros tejidos que comprimen el nervio.
  • Neuroestimulación: enviar impulsos eléctricos al nervio occipital para bloquear el dolor. El estimulador se implanta debajo de la piel en el área adyacente al nervio en la base del cráneo. El dispositivo funciona como un marcapasos.
  • Neurectomía: cortar o extraer el nervio que causa dolor. Este procedimiento tiene efectos secundarios permanentes que deben discutirse con el médico.

Prevención

La neuralgia occipital relacionada con otras condiciones médicas puede prevenirse. Tratar las condiciones crónicas del cuello puede reducir las posibilidades de padecer neuralgia occipital.

Para reducir el riesgo de sufrir una lesión en el cuello, tome las siguientes medidas:

  • Use la técnica y los protectores adecuados al practicar deportes.
  • Ejercite el cuello y la espalda para mantener los músculos fuertes y flexibles.