Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

La hemorragia vítrea es la filtración de sangre en el fluido gelatinoso del ojo. La sangre en este fluido puede dificultar la visión.

Anatomía normal del ojo

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La hemorragia vítrea suele deberse a la filtración de un vaso sanguíneo anormal o dañado en la parte posterior del ojo. Las células sanguíneas que se filtran en el humor vítreo reflejan la luz que ingresa por el ojo y distorsionan la visión.

Factores de riesgo

Las condiciones médicas y las lesiones que pueden dañar los vasos sanguíneos del ojo y causar hemorragia vítrea incluyen las siguientes:

  • Retinopatía diabética (causa más común de desarrollo de nuevos vasos sanguíneos o de daño en los existentes)
  • Ruptura o desprendimiento de retina
  • Desprendimiento del vítreo posterior
  • Traumatismo o lesión en el ojo
  • En casos raros, los tumores o el sangrado de otras partes del cuerpo

Síntomas

La sangre en el fluido gelatinoso del ojo dispersa la luz, lo que puede causar lo siguiente:

  • Puntos oscuros, moscas volantes o destellos de luz
  • Visión borrosa o nublada
  • Sombras
  • Ver tonos rojos
  • Escotomas, es decir, cambios o distorsión del campo visual (puntos ciegos)
  • Pérdida de la visión

Para algunas personas, los problemas de la vista son peores a la mañana.

Diagnóstico

Se le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. Se le realizará un examen físico. Se puede sospechar la presencia de hemorragia según los síntomas y los factores de riesgo.

La hemorragia vítrea suele detectarse con una herramienta especial llamada “lámpara de hendidura”. Esta lámpara le permite al médico ver la parte posterior del ojo para buscar daños o filtraciones en los vasos sanguíneos. Si no es posible usar una lámpara de hendidura, se puede detectar la hemorragia con una ecografía.

Tratamiento

La sangre en el humor vítreo suele resolverse espontáneamente sin necesidad de tratamiento. Mientras tanto, se controlarán los síntomas para detectar cualquier cambio.

Es posible que sea necesario tratar la causa. Por ejemplo, un cambio en la administración de glucosa puede ayudar a controlar la retinopatía diabética, o bien puede ser necesaria una cirugía en caso de un desprendimiento de retina.

Es posible que deba tomar medicamentos para aliviar parte del sangrado. Las opciones incluyen lo siguiente:

  • Colirio para reducir la presión ocular o dilatar las pupilas
  • Inhibidor del factor de crecimiento endotelial vascular para evitar que se formen nuevos vasos sanguíneos anormales

Es posible que se necesite una cirugía para tratar sangrado o hemorragias graves que no se detienen de forma espontánea. Las opciones quirúrgicas incluyen las siguientes:

  • Fotocoagulación láser panretiniana: se usa láser para calentar los vasos sanguíneos a fin de lentificar o detener la formación de nuevos vasos sanguíneos anormales.
  • Vitrectomía: el desprendimiento de retina o la hemorragia vítrea persistente pueden tratarse con la extracción de la sustancia gelatinosa del ojo y su reemplazo con gas o con una solución. Con el tiempo, el ojo vuelve a producir esta sustancia gelatinosa.

Prevención

Para ayudar a reducir las probabilidades de una hemorragia vítrea, haga lo siguiente:

  • Controle las condiciones crónicas como la diabetes de acuerdo con su plan de tratamiento.
  • Tome medidas de seguridad para evitar lesiones, como el uso de gafas protectoras o un cinturón de seguridad.
  • Hágase examinar los ojos con regularidad, según se lo indique el oculista.
  • Busque tratamiento de inmediato si presenta lesiones en los ojos o problemas en la vista.