Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

El trastorno del estado de ánimo es una condición de salud mental caracterizada por cambios pronunciados en el estado de ánimo. Los cambios son lo suficientemente intensos como para afectar la vida cotidiana en lo que respecta al trabajo, la educación y las relaciones personales.

Los trastornos del estado de ánimo más comunes son la depresión y el trastorno bipolar. Otros son la distimia y el trastorno de adaptación.

Causas

Se desconoce la causa exacta de los trastornos del estado de ánimo, pero es probable que sea una combinación de factores.

Un desequilibrio químico en el cerebro o cambios estructurales pueden causar trastornos del estado de ánimo. Estos cambios pueden estar presentes al nacer o ser una anomalía genética hereditaria. Los cambios o enfermedades en una vida estresante también pueden estar asociados con la manifestación de enfermedades mentales.

El cerebro

Brain Man Face
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Factores de riesgo

Los trastornos del estado de ánimo son más comunes en mujeres, pero también es posible que sucedan en hombres.

Entre los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer un trastorno del estado de ánimo, se incluyen los siguientes:

  • Antecedentes familiares de este tipo de trastornos
  • Depresiones anteriores
  • Cambios estresantes en la vida
  • Enfermedad crónica
  • Determinadas drogas o medicamentos

Síntomas

Los síntomas varían, pero pueden incluir:

  • Sentimientos constantes de tristeza, ansiedad o vacío
  • Desesperanza
  • Sentimientos de culpa, inutilidad e incapacidad
  • Cansancio
  • Inquietud o irritabilidad
  • Problemas para dormir, despertarse muy temprano o dormir de más
  • Pérdida del interés en actividades y pasatiempos
  • Problemas para concentrarse, recordar o tomar decisiones
  • Pérdida del interés en el sexo
  • Comer más o menos de lo acostumbrado
  • Pérdida de peso o sobrepeso
  • Pensar en la muerte o en el suicidio (puede incluir intentos de suicidio)

Existe la posibilidad de que haya síntomas físicos que no tienen una explicación médica y no responden bien a los tratamientos.

Diagnóstico

Se le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. El médico le hará preguntas sobre sus antecedentes familiares y personales de depresión y respecto de sus comportamientos actuales.

Se pueden usar cuestionarios específicos de salud mental. Esto ayudará al médico a obtener información detallada acerca de su habla, pensamientos, memoria y estado de ánimo.

Los síntomas pueden deberse a un número de condiciones o cambios en el estilo de vida. Su médico podría descartar otras condiciones antes de hacer un diagnóstico de trastorno del estado de ánimo. El diagnóstico puede demorar un tiempo.

Tratamiento

El tratamiento puede incluir el uso de medicamentos o psicoterapia. El trastorno del estado de ánimo grave puede requerir cuidados hospitalarios, especialmente si alguien corre riesgo de lastimar a otros o a sí mismo.

Los medicamentos que se administran para tratar el trastorno del estado de ánimo dependen del trastorno específico que se esté tratando. Estos medicamentos pueden incluir antidepresivos o estabilizadores del estado de ánimo, y combinarse. Encontrar la mejor combinación y la mejor dosis para cada persona puede llevar un tiempo.

Existen varios tipos de psicoterapia para los trastornos del estado de ánimo. Las opciones incluyen terapia cognitivo-conductual (TCC), terapia interpersonal, terapia psicodinámica o una combinación de estas. La terapia tiene por objeto ayudar al paciente a lidiar con dificultades en las relaciones, a cambiar el pensamiento negativo y los patrones de comportamiento, y a resolver sentimientos difíciles.

Los cambios en el estilo de vida no pueden curar los trastornos del estado de ánimo, pero puede ayudar a mejorar la salud y el bienestar general. Algunas medidas para lograr cambios incluyen lo siguiente:

  • Seguir una dieta equilibrada.
  • Tener un programa de ejercicio frecuente para aliviar algunos síntomas del trastorno del estado de ánimo y reducir el nivel general de estrés.
  • Limitar hábitos que pueden empeorar los síntomas, por ejemplo, el consumo de alcohol o el abuso de drogas.

Es posible que algunos síntomas no respondan al tratamiento tradicional. En caso de que varios intentos con medicamentos y psicoterapia no funcionen como se esperaba, las siguientes pueden ser opciones de tratamiento:

  • Terapia electroconvulsiva (TEC): uso de un estímulo eléctrico del cerebro para ayudar a restablecer los procesos dañados. Se puede utilizar para trastornos del estado de ánimo graves o potencialmente mortales.
  • Estimulación del nervio vago (ENV): dispositivo similar a un marcapasos que estimula el nervio vago en el cuello. Puede ayudar a alterar las señales al cerebro.
  • Estimulación magnética transcraneana (EMT): la aplicación de impulsos magnéticos de baja frecuencia al cerebro. El cambio en el campo eléctrico estimula los nervios.

Prevención

No se conocen maneras de prevenir los trastornos del estado de ánimo.