Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

La neumonitis por radiación es una inflamación del tejido pulmonar. Esta afección suele aparecer entre 6 y 24 semanas después de una radioterapia.

El aire pasa a través de las vías respiratorias hasta llegar a pequeños sacos en los pulmones llamados alvéolos. Los alvéolos tienen varios vasos sanguíneos que permiten el intercambio de gases entre los pulmones y la sangre. El oxígeno pasa de los pulmones a la sangre y el dióxido de carbono pasa de la sangre a los pulmones. La neumonitis por radiación causa inflamación de estos alvéolos. La inflamación puede reducir la cantidad de oxígeno que ingresa en el organismo. Sin tratamiento, la neumonitis también puede provocar un daño permanente en los tejidos.

Causas

En la mayoría de los casos, la neumonitis por radiación es causada por una radioterapia dirigida a los pulmones.

El tejido del pulmón es sensible a agentes irritantes como la radiación. En algunos casos, después de la exposición a altas dosis de radiación, el tejido se inflama. El tejido inflamado se hincha y produce un exceso de líquido que bloquea el intercambio de gases entre los pulmones y el torrente circulatorio. Por ende, el cuerpo tiene menos oxígeno disponible en la sangre. Además, se acumula dióxido de carbono (producto de desecho) debido a que el gas no puede pasar de la sangre a los pulmones.

Con el tiempo, si no se trata, la inflamación irá deteriorando el tejido pulmonar y provocará una deformidad cicatricial. Esta deformidad es permanente y puede provocar complicaciones futuras en los pulmones o la respiración.

Neumonía
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Factores de riesgo

La neumonitis por radiación es muy común en las personas sometidas a radioterapia a causa de un cáncer de pulmón.

Los factores de tratamiento que aumentan el riesgo de neumonitis por radiación incluyen:

  • Tratamiento prolongado o en altas dosis
  • Mayor cantidad de tejido pulmonar expuesta a la radiación
  • Lesión pulmonar o radioterapia previa
  • Otros tratamientos recientes o en curso como quimioterapia

Otros factores que pueden aumentar el riesgo de neumonitis por radiación incluyen:

Síntomas

Algunas personas con neumonitis por radiación no tienen síntomas aparentes. En aquellas que los tienen, el síntoma más característico es la dificultad para respirar en reposo o al hacer una actividad, lo que empeora con el tiempo.

La neumonitis por radiación también puede causar:

  • Tos seca persistente que puede ir de leve a grave
  • Dolor torácico
  • Mayor cantidad de esputo con o sin sangre
  • Fiebre
  • Dolores musculares
  • Aumento de la debilidad

Diagnóstico

El médico le preguntará sobre los síntomas y su historia clínica, incluso sobre el tratamiento reciente. Se le realizará una exploración física que incluye la auscultación de los pulmones. Los síntomas de neumonitis por radiación son similares a muchos otros trastornos pulmonares. Por lo general, se diagnostica descartando otras causas. Las pruebas pueden incluir:

  • Exámenes de sangre: para detectar señales de infección o un desequilibrio en la sangre
  • Pruebas de la función pulmonar para evaluar el funcionamiento de los pulmones
  • Exudados de las secreciones de la garganta para detectar infecciones
  • Cultivos de esputo para detectar infecciones

Estudios de diagnóstico por imágenes para ver los pulmones o las estructuras adyacentes:

Tratamiento

Cuando se toma a tiempo, el objetivo del tratamiento es detener la inflamación antes de que provoque daños. El tratamiento depende de la gravedad de la neumonitis por radiación. El tratamiento inmediato lleva a una recuperación completa en la mayoría de los casos.

La neumonitis por radiación se trata con:

  • Corticoesteroides para reducir la inflamación pulmonar
  • Medicamentos para suprimir el sistema inmunitario

Se pueden necesitar otros medicamentos o medidas terapéuticas para aliviar los síntomas hasta que se resuelva la neumonitis. Las opciones incluyen:

  • Antitusivos para controlar la tos
  • Oxigenoterapia para aumentar la cantidad de oxígeno disponible

Algunos de los medicamentos para quimioterapia pueden empeorar la neumonitis. Es posible que deba cambiar los medicamentos que toma o el plan de tratamiento.

También se controlará periódicamente la función pulmonar para detectar cambios.

Prevención

La radiación se mide atentamente para aplicar la menor cantidad de radiación a la zona más pequeña posible y mantener la eficacia del tratamiento.

Cuanto antes se traten los síntomas, mejor será el resultado. Es importante controlar los efectos secundarios de la radioterapia.