Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

El endometrio es la mucosa que recubre el interior del útero. La endometritis puerperal es una infección del endometrio que aparece después del parto.

Órganos genitales femeninos

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La endometritis puerperal es causada por bacterias. Las bacterias pueden estar en el organismo de la madre desde antes o ingresar en el cuerpo en el momento del parto.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de la endometritis puerperal incluyen:

  • Parto por cesárea
  • Hemorragia posparto
  • Trabajo de parto prolongado
  • Ruptura prematura de membranas
  • Control intrauterino
  • Heces del recién nacido (meconio) en el líquido amniótico
  • Restos de placenta
  • Remoción manual de la placenta

Los factores de riesgo en la madre que pueden aumentar el riesgo de la endometritis puerperal incluyen:

  • Corioamnionitis: infección bacteriana de las membranas y del líquido amniótico
  • Presencia de bacterias específicas en la vagina
  • Falta de cuidado prenatal adecuado

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Fiebre y escalofríos
  • Malestar general
  • Dolor y sensibilidad abdominal
  • Secreción vaginal con sangre o con mal olor
  • Dolor al orinar

Diagnóstico

Se le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. Se le realizará un examen físico. El diagnóstico suele basarse en los síntomas y el parto reciente.

Deben analizarse los líquidos corporales para confirmar el diagnóstico o identificar la bacteria específica que causa la infección. Las pruebas pueden incluir:

  • Análisis de orina y cultivos
  • Análisis de sangre

Tratamiento

La endometritis puerperal se trata con antibióticos. Por lo general, se administran por vía intravenosa.

Prevención

La administración de antibióticos antes de la cesárea puede ayudar a prevenir la endometritis puerperal. Hable con su médico para saber si esta es una opción adecuada para usted.

El cuidado prenatal adecuado durante todo el embarazo también ayuda a reducir el riesgo.