Definición | Razones para realizar el procedimiento | Posibles complicaciones | ¿Qué esperar? | Llame al médico

Definición

La litotricia con láser es un procedimiento que se utiliza para romper cálculos renales en las vías urinarias. Se realiza con un ureteroscopio que se hace pasar por los conductos de las vías urinarias. No es necesario hacer incisiones.

El láser rompe los cálculos renales en pequeños fragmentos que pueden eliminarse del organismo con la orina.

Cálculos renales

Kidney Stones
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

Los cálculos renales pueden quedar atrapados en cualquier punto de las vías urinarias, incluso el riñón y el uréter. El uréter es el conducto que transporta la orina desde los riñones hasta la vejiga. Si un cálculo queda atascado en el uréter, puede producirse una obstrucción y la orina vuelve al riñón. Además, es muy doloroso.

La litotricia con láser se usa para romper los cálculos renales de modo que puedan pasar a través del uréter. Los fragmentos pasan del uréter a la vejiga y luego salen del organismo con la orina.

Se puede optar por la litotricia con láser si han fallado otros tratamientos no quirúrgicos o si los cálculos renales son:

  • Demasiado grandes para ser eliminados
  • De forma irregular
  • Causantes de hemorragia o daños en el tejido circundante

Posibles complicaciones

Es poco común que surjan problemas, pero todo procedimiento conlleva algún riesgo. Su médico analizará posibles problemas, como los siguientes:

  • Dolor proveniente de la endoprótesis o stent colocado en el uréter
  • Desplazamiento del stent
  • Sangre en la orina
  • Infección
  • Lesión en las vías urinarias
  • Otros procedimientos para eliminar los fragmentos que no pasan por las vías urinarias

Antes del procedimiento, hable con el médico sobre cómo manejar los factores que pueden aumentar el riesgo de complicaciones, como:

  • Tabaquismo
  • Consumo de alcohol
  • Enfermedades crónicas, como diabetes u obesidad

¿Qué esperar?

Su médico puede hacer lo siguiente:

  • Examen físico
  • Análisis de sangre y orina
  • Estudios de diagnóstico por imágenes como guía para ubicar los cálculos
  • Electrocardiograma (ECG) para evaluar la actividad eléctrica del corazón
  • Análisis para determinar el tamaño y el tipo de cálculo

Es posible que deba:

  • Conseguir alguien para que lo lleve a su casa después del procedimiento
  • Conseguir que alguien lo ayude en el hogar durante la recuperación
  • Dejar de tomar algunos medicamentos hasta una semana antes del procedimiento
  • Dejar de comer o beber a partir de la medianoche anterior al procedimiento

Hable con su médico si tiene alguna alergia o sobre los medicamentos o suplementos que esté tomando y que quizá deba dejar de tomar.

Se utilizará anestesia general. Estará dormido durante el procedimiento.

El ureteroscopio es un instrumento con un tubo largo y delgado parecido a una pajilla. El médico puede usarlo para ver las vías urinarias, buscar los cálculos renales y pasar instrumentos para llegar a los cálculos.

El ureteroscopio ingresa en las vías urinarias a través de la uretra, el conducto por el cual la orina sale del organismo. Pasa a través de la uretra hacia la vejiga, ingresa en el uréter y finalmente llega al cálculo.

Una vez que el médico ve el cálculo, se envía una fibra a través del ureteroscopio hasta el cálculo. La fibra emite un haz láser que rompe el cálculo. Los pedazos pequeños se pueden extraer a través del ureteroscopio. Pueden quedar fragmentos del tamaño de un grano que se irán eliminando de a poco con la orina.

Es posible que se coloque una endoprótesis o stent temporalmente en el uréter. El stent mantiene abierto el uréter, mejora el flujo de orina y facilita la eliminación de los fragmentos que quedaron. Esta endoprótesis se retira después de una semanas en el consultorio del médico.

Hasta una hora

La anestesia evitará el dolor durante la cirugía. La vejiga puede tener espasmos y causar dolor después de la cirugía. También puede haber algo de dolor o malestar en la espalda. En algunos casos, las endoprótesis también provocan malestar. El dolor y malestar después del procedimiento se pueden controlar con medicamentos.

En el centro de cuidados

El equipo médico controlará su recuperación mediante el control de la presión arterial, el pulso y la respiración. La recuperación también puede incluir:

  • Medicamentos analgésicos
  • Antibióticos para disminuir el riesgo de infección
  • Radiografías para detectar cualquier fragmento que haya quedado del cálculo o verificar la colocación de la endoprótesis ureteral

Los proveedores de asistencia sanitaria tomarán medidas para reducir la probabilidad de infección, como:

  • Lavarse las manos
  • Usar guantes o máscaras

También usted puede tomar medidas para reducir las probabilidades de infección, como:

  • Lavarse las manos con frecuencia y recordar a las visitas y a los proveedores de asistencia sanitaria que hagan lo mismo
  • Recordar a los proveedores de asistencia sanitaria que usen guantes o máscaras

En el hogar

La recuperación completa puede requerir de 1 a 2 semanas. La fatiga y el malestar son comunes, pero desaparecen durante la recuperación. Es posible que tenga que hacer cambios menores en su rutina diaria.

Llame al médico

Es importante controlar su recuperación. Avise al médico sobre cualquier problema. Llame al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Incapacidad para orinar
  • Dolor que no puede controlarse con los medicamentos que le administraron
  • Enrojecimiento, calor, hemorragia excesiva o secreción
  • Signos de infección, incluidos fiebre o escalofríos
  • Náuseas o vómitos persistentes
  • Más sangre en la orina
  • Síntomas nuevos o que empeoran

Si cree que tiene una urgencia, llame al servicio de urgencias médicas de inmediato.