Definición | Razones para realizar el procedimiento | Llame al médico

Definición

La hidrocelectomía es un procedimiento a través del cual se corrige el hidrocele. El hidrocele es la acumulación de líquido en la membrana que recubre el testículo. El líquido puede drenar hacia abajo desde el abdomen a través de un canal o puede acumularse después de un tiempo debido a un problema subyacente.

Anatomía masculina

imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

Generalmente, los hidroceles desaparecen solos con el tiempo o después de tratar la causa. Se puede recurrir a una hidrocelectomía si el hidrocele:

  • Persiste o se desarrolla en el niño después del primer año de vida.
  • Se agranda tanto que compromete la irrigación sanguínea del testículo.
  • Provoca malestar o afecta la marcha.
  • Está relacionado con una hernia.
  • Reaparece después de otros tratamientos.

Posibles complicaciones

Es poco común que surjan problemas, pero todo procedimiento conlleva algún riesgo. El médico evaluará posibles problemas, como:

  • Sangrado excesivo
  • Infección
  • Lesión testicular
  • Lesión nerviosa
  • Recidiva del hidrocele
  • Infertilidad

Los adolescentes y adultos que deben someterse a este procedimiento deben hablar con el médico sobre cómo manejar los factores que pueden aumentar el riesgo de complicaciones, como:

  • Tabaquismo
  • Beber
  • Enfermedades crónicas, como la diabetes o la obesidad

¿Qué esperar?

Su médico puede hacer lo siguiente:

  • Examen físico
  • Análisis de sangre
  • Ecografía

Otra preparación incluye:

  • Organizarse para que alguien lo lleve de vuelta a su casa.
  • Dejar de tomar algunos medicamentos hasta una semana antes del procedimiento.
  • No comer ni beber a partir de la medianoche del día del procedimiento.
  • Hablar sobre alergias y los medicamentos o suplementos que esté tomando.

Se usa anestesia general. Usted estará dormido durante el procedimiento.

Se hace una incisión en el pliegue de la ingle o en el escroto, según el tipo de hidrocele, si lo hubiera. Esto permite el acceso al hidrocele y al canal por el que llega el líquido desde el abdomen. Se drena el líquido del área. Se extirpa todo el saco del hidrocele o parte de él. Se repara cualquier daño del canal entre el abdomen y el escroto. Se puede colocar una vía de drenado temporal mediante una incisión en la piel para evitar la acumulación de líquidos o una infección.

Posteriormente, la incisión en la piel se cierra con puntos de sutura. A veces, se aplica un apósito impermeable en la incisión.

Menos de una hora

La anestesia evitará el dolor durante la cirugía. Puede sentir dolor en el escroto durante algunos días después de la cirugía. El dolor y malestar después del procedimiento se pueden controlar con medicamentos.

En el centro de cuidados

Se controlarán la presión arterial, el pulso y la respiración en la sala de recuperación. La recuperación puede incluir medicamentos para tratar el dolor.

Durante su estadía en el hospital, los proveedores de asistencia sanitaria tomarán medidas para reducir la probabilidad de infección, como:

  • Lavarse las manos
  • Usar guantes o máscaras
  • Mantener el área de la incisión cubierta.

También usted puede tomar medidas para reducir las probabilidades de infección, como:

  • Lavarse las manos con frecuencia y recordar a las visitas y a los proveedores de asistencia sanitaria que hagan lo mismo
  • Recordar a los proveedores de asistencia sanitaria que usen guantes o máscaras
  • No permitir que otras personas toquen la incisión

En el hogar

Habrá hinchazón y hematomas cerca del área de la incisión o el escroto. Algunas actividades deberán limitarse durante 2 a 4 semanas.

Llame al médico

Es importante controlar su recuperación. Avise al médico sobre cualquier problema. Llame al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Signos de infección, incluso fiebre o escalofríos
  • Hemorragia excesiva del lugar de la incisión
  • Abertura del área de incisión
  • Cambios en las secreciones, el enrojecimiento, el dolor o el drenaje
  • Dolor que no puede controlarse con los medicamentos que le suministraron
  • Síntomas nuevos o que empeoran

Si cree que tiene una urgencia, llame al servicio de urgencias médicas de inmediato.