Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

La candidiasis es una infección causada por la proliferación de levaduras en la piel, que provoca un sarpullido con picazón. Es más común en áreas húmedas, como los pliegues de la piel, la membrana entre los dedos del pie o de la mano y la zona genital. Se asocia comúnmente con lesiones en la boca.

Causas

Normalmente, hay una gran cantidad de microorganismos en la piel, como bacterias y levaduras. Por lo general, estos microorganismos coexisten en equilibrio.

Puede haber una proliferación excesiva de levaduras si hay un desequilibrio en los microorganismos de la piel o se dan condiciones que favorecen la multiplicación de las levaduras, como ambientes húmedos.

Factores de riesgo

Las levaduras necesitan humedad para multiplicarse. Las personas que viven en climas cálidos y húmedos están expuestas a un riesgo mayor.

Otros factores de riesgo incluyen:

  • Tener un sistema inmunitario debilitado
  • Tomar medicamentos, como antibióticos, que pueden eliminar las bacterias beneficiosas que ayudan a controlar la cantidad de levaduras
  • Obesidad
  • Diabetes no controlada

Cuerpo obeso

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Síntomas

Comúnmente, los síntomas incluyen:

  • Sarpullido escamoso
  • Manchas rojas en la piel
  • Comezón
  • Inflamación
  • Agrietamiento de la piel

El sarpullido tiende a aparecer en los pliegues de la piel y en las zonas del cuerpo en las que dos superficies están en contacto, como las axilas.

Diagnóstico

Se le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. Se le realizará un examen físico. Se puede dar el diagnóstico en función del aspecto del sarpullido.

También se puede tomar una muestra de piel mediante raspado. Se evaluará la muestra para confirmar la presencia de levaduras y descartar otras causas.

Tratamiento

Consulte con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. La mayoría de las infecciones por Candida se tratan con medicamentos y una buena higiene de la piel.

La higiene de la piel incluye mantener la zona limpia y seca. Se puede indicar un agente desecativo para las zonas que son difíciles de mantener secas.

Se prescribirán antimicóticos en crema, loción o comprimidos, según la magnitud de la infección. En algunos casos, los antimicóticos se combinan con corticoesteroides en forma de crema o loción.

Prevención

El buen cuidado de la piel puede ayudar a reducir la probabilidad de contraer otra infección por levaduras:

  • Mantenga la piel limpia y seca.
  • Use ropa suelta para minimizar la fricción en los pliegues de la piel.
  • Evite utilizar fibras sintéticas.
  • Cámbiese la ropa si está mojada lo antes posible.
  • Hable con su médico para saber si debe utilizar talcos.
  • Mantenga un peso saludable.
  • Controle otras condiciones médicas, como la diabetes.