Definición | Razones para realizar el procedimiento | Llame a su médico

Definición

La reparación de un onfalocele es un procedimiento quirúrgico que se realiza para cerrar una abertura en la pared abdominal. La abertura se debe a un defecto congénito.

Razones para realizar el procedimiento

Un onfalocele es un defecto congénito por el cual los músculos y la piel que rodea al ombligo no se cierran por completo. En consecuencia, el tejido y los órganos abdominales, como los intestinos, pueden estar fuera de la cavidad abdominal. El tejido y los órganos desplazados están cubiertos por un saco.

El onfalocele puede ser leve y afectar solo un pequeño segmento de los intestinos o puede ser grande e involucrar varios órganos abdominales.

La cirugía puede realizarse poco después del nacimiento o en cuanto el bebé esté lo suficientemente fuerte, según el tamaño del defecto. El objetivo final de la cirugía es volver a colocar el tejido abdominal en su lugar y reparar el defecto de la pared abdominal. Para completar el proceso, pueden requerirse múltiples operaciones en un abordaje progresivo.

Anatomía normal de los órganos abdominales

nucleus fact sheet image
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Posibles complicaciones

No son comunes los problemas derivados del procedimiento, pero todo procedimiento conlleva algún riesgo. El médico evaluará posibles problemas, como:

¿Qué esperar?

Si se descubre un onfalocele antes del nacimiento, se elaborará un plan para el parto destinado a reducir el riesgo de mayor lesión.

Después del nacimiento, las medidas complementarias antes de la cirugía pueden incluir:

  • Se protegerá el saco con un vendaje estéril.
  • Si el saco se rompe, el tejido expuesto se envolverá en un dispositivo plástico para proteger los órganos.
  • Se administrarán alimentos y líquidos por vía intravenosa.
  • Se colocará una sonda nasogástrica para ayudar a reducir el tamaño del tejido expuesto
  • Se observará si se presentan complicaciones, como shock, pérdida de calor, deshidratación u obstrucción intestinal.

Se usa anestesia general. El bebé estará dormido durante el procedimiento.

La magnitud de la cirugía depende del tamaño del onfalocele. Si es posible, los órganos y otros tejidos expuestos se vuelven a colocar en su lugar. La pared abdominal será reparada y cerrada con suturas.

Los intestinos pueden estar inflamados, y puede resultar difícil devolverlos a la cavidad abdominal, o al principio puede no haber suficiente espacio para colocarlos. El saco se cubrirá con un dispositivo de malla para sostener las estructuras anatómicas. El dispositivo se podrá ir ajustando de a poco para ir volviendo a poner los intestinos en su lugar, a medida que la piel del abdomen crece para cubrir la zona. Posteriormente, será necesario realizar otras cirugías para completar las reparaciones y cerrar la piel.

Se trasladará al bebé a la sala de recuperación para dejarlo en observación.

Depende de la magnitud de la reparación.

La anestesia evita que sienta dolor durante la cirugía. Se administrarán medicamentos adicionales para aliviar el dolor o el malestar durante la recuperación.

La duración de la hospitalización dependerá de la magnitud de la reparación. Para que el bebé pueda irse a su casa, es necesario que se alimente bien, que aumente de peso y que se regularice la función intestinal. Esto podría tardar varios días o semanas.

En el hospital

Se le controlarán la presión arterial, el pulso y la respiración en la unidad de cuidados intensivos neonatales. La recuperación también puede incluir:

  • Medicamentos analgésicos
  • Antibióticos para prevenir la infección
  • Complementos alimentarios y líquidos por vía intravenosa
  • Oxigenoterapia
  • Ventilación mecánica

El personal del hospital tomará medidas para reducir la probabilidad de infección, como:

  • Lavarse las manos
  • Usar guantes o máscaras
  • Mantener las incisiones del bebé cubiertas

También usted puede tomar medidas para reducir las probabilidades de infección del bebé, como:

  • Lavarse las manos con frecuencia y recordar a las visitas y a los proveedores de asistencia sanitaria que hagan lo mismo
  • Recordar a los proveedores de asistencia sanitaria que usen guantes o máscaras
  • No permitir que otras personas toquen las incisiones del bebé

En el hogar

La recuperación puede tardar un tiempo y requiere una dieta especial. El médico controlará el crecimiento y la salud general del bebé para asegurarse de que se esté alimentando correctamente.

Llame a su médico

Es importante que supervise la recuperación de su bebé una vez que salga del hospital. Avise al médico de su bebé sobre cualquier problema. Llame al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Signos de infección, incluidos fiebre o escalofríos
  • Enrojecimiento, hinchazón, aumento del dolor, sangrado excesivo o cualquier secreción proveniente del lugar de la incisión
  • Síntomas nuevos o que empeoran

Solicite servicios de asistencia médica de urgencias de inmediato si su bebé tiene dificultad para respirar o signos de obstrucción intestinal, tales como:

  • Fiebre elevada
  • Sensibilidad abdominal localizada
  • Inflamación o rigidez abdominal
  • Vómito verde o amarillo

Si cree que el bebé tiene una urgencia, solicite servicios de asistencia médica de urgencias de inmediato.