Definición | Motivos para realizar el procedimiento | Llame a su médico

Definición

Un estoma es un procedimiento quirúrgico que conecta un órgano interno con la superficie del cuerpo. Se crea una abertura artificial denominada “estoma” para permitir la expulsión de los desechos del cuerpo, que ingresen a una bolsa externa.

Los dos tipos de estomas mencionados aquí incluyen lo siguiente:

  • Ileostomía: conecta el intestino delgado a la pared del abdomen.
  • Colostomía: conecta el intestino grueso a la pared del abdomen.

Un estoma puede ser temporal o permanente.

Motivos para realizar el procedimiento

Los intestinos crean una vía para que los alimentos se digieran y se expulsen del cuerpo. Si la vía del intestino se interrumpe, es posible que sean necesarias una ileostomía o una colostomía. Es posible que la interrupción se deba a una lesión o a una enfermedad del intestino, como las siguientes:

Es posible que se realice un estoma temporal para permitir que el intestino repose después de la cirugía, el traumatismo o la enfermedad.

Puede ser necesario un estoma permanente en los siguientes casos:

  • Se debe extirpar una parte grande del intestino.
  • La parte inferior restante del intestino inferior o el recto no pueden repararse.

El tracto digestivo

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Posibles complicaciones

No son comunes los problemas derivados del procedimiento, pero todo procedimiento conlleva algún riesgo. Su médico analizará posibles problemas, como los siguientes:

  • Reacción adversa a la anestesia
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor de garganta
  • Irritación de la piel
  • Hemorragia excesiva
  • Infección
  • Abertura de la herida
  • Hernia en el lugar de la incisión
  • Daño en los órganos cercanos
  • Tejido cicatrizal
  • Presión del intestino hacia fuera por el estoma
  • Ataque cardíaco
  • Coágulos sanguíneos

Antes del procedimiento, consulte con su médico acerca de las maneras de manejar los factores que pueden aumentar el riesgo de complicaciones, por ejemplo:

  • Tabaquismo
  • Beber
  • Enfermedades crónicas, como la diabetes o la obesidad

¿Qué esperar?

  • Su médico puede hacer lo siguiente:
    • Examen físico
    • Análisis de sangre y orina
    • Pruebas por imágenes
  • Organícese para que alguien lo lleve de vuelta a su casa.
  • La noche antes del procedimiento, no coma ni beba nada después de la medianoche.

Ciertos medicamentos pueden causar complicaciones durante el procedimiento o la recuperación. Es posible que tenga que dejar de tomar algunos medicamentos hasta una semana antes del procedimiento. Hable con su médico antes de la cirugía sobre todos los medicamentos, hierbas o complementos que toma.

Se utilizará anestesia general. Bloquea el dolor y lo mantiene dormido durante todo el procedimiento.

Los pasos exactos difieren de acuerdo con la razón específica de la cirugía. Es posible que deba realizarse otro procedimiento antes de crear el estoma. La cirugía puede ser de las siguientes maneras:

  • Abierta: se realiza una incisión más grande en la pared del abdomen para que el cirujano pueda ver el interior del este.
  • Laparoscópica: se realizan algunas incisiones pequeñas que permiten el ingreso de los instrumentos quirúrgicos a la cavidad abdominal.

Se realiza una abertura a través el músculo y la piel de la pared del abdomen.

Si se extirpó una parte del intestino, se saca parte del intestino restante a través de la abertura. El extremo del intestino se fija fuera de la abertura mediante suturas. Esto crea el estoma.

Si el intestino permanece intacto, una parte de este se coloca junto a la abertura en la pared del abdomen. Se realizan incisiones en la pared del abdomen para crear una abertura. La zona abierta del intestino se pasa a través de la abertura en la pared del abdomen. El tejido interno del intestino crea el estoma.

En ambas opciones, el estoma se fija con suturas.

Después de la operación, se lo llevará a la sala de recuperación para observación.

La duración del procedimiento depende de la razón necesaria para realizar el estoma.

La anestesia evitará el dolor durante la cirugía. El dolor y el malestar después del procedimiento se pueden controlar con medicamentos.

Habitualmente, la hospitalización dura de 3 días a 1 semana, según la razón del procedimiento y su estado de salud general. Es posible que su médico decida que permanezca durante más tiempo si se presentan complicaciones.

En el hospital

Inmediatamente después del procedimiento, lo llevarán a una sala de recuperación donde le controlarán la presión arterial, el pulso y la respiración. Los cuidados para el resto de la hospitalización también pueden incluir lo siguiente:

  • Medicamentos analgésicos
  • Antibióticos para prevenir la infección
  • Medicamentos para prevenir coágulos
  • Aprendizaje sobre cómo cuidar del estoma y de la bolsa
  • Información sobre la alimentación y la actividad

Es posible que el personal del hospital le solicite que haga lo siguiente:

  • Caminar con regularidad después de la cirugía.
  • Chupar cubos de hielo después de la cirugía.
  • Comenzar a beber líquidos y avanzar de manera lenta hacia una alimentación regular.

Durante la hospitalización, el personal del hospital toma medidas para reducir la probabilidad de infección, por ejemplo:

  • Lavarse las manos
  • Usar guantes o máscaras
  • Mantener las incisiones cubiertas

También puede tomar algunas medidas para reducir las probabilidades de infección, por ejemplo:

  • Lavarse las manos con frecuencia y recordar a las visitas y a los proveedores de asistencia sanitaria que hagan lo mismo
  • Recordar a los proveedores de asistencia sanitaria que usen guantes o máscaras
  • No permitir que otras personas toquen las incisiones

En el hogar

Lleva entre 6 y 8 semanas que el estoma cicatrice por completo. Serán necesarios algunos cambios para cuidar del estoma y ocuparse de la bolsa, pero, con práctica, no deberían interferir en las actividades diarias. El contacto regular con el equipo médico garantiza que la cicatrización se produzca de la manera esperada y ayuda a controlar cualquier complicación.

Llame a su médico

Llame a su médico si se presenta alguna de las siguientes situaciones después de la cirugía:

  • Náuseas o vómitos imposibles de controlar con los medicamentos recetados después de la cirugía
  • Señales de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Vértigo
  • Irritación de la piel
  • Cambio en la consistencia de la materia fecal
  • Constipación
  • Sangre en las heces, o heces oscuras y alquitranadas
  • Dolor o cólicos abdominales intensos
  • Cambios en el aspecto del estoma, entre ellos, estrechamiento o cambios en el color
  • Hemorragia en la abertura del estoma o en la bolsa
  • Estoma protuberante o bloqueado
  • Síntomas nuevos o que empeoran

Si cree que tiene una urgencia, llame al servicio de urgencias médicas de inmediato.