Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

La lengua anclada es la dificultad para mover la lengua debido a tejido duro debajo de esta. El movimiento limitado puede dificultar la ingestión de alimentos y el habla. El grado de limitación puede variar según la persona.

La lengua anclada está presente en el nacimiento.

Causas

Un tejido denominado “frenillo” contribuye al desarrollo de la boca antes y poco tiempo después del nacimiento. El frenillo está sujeto a la parte inferior de la lengua. Después del nacimiento, el frenillo debe comenzar a contraerse y a aliviar su control sobre la lengua.

En algunos casos, el frenillo no se contrae del modo esperado. La razón exacta no está clara, pero es posible que esté asociada con la genética.

Factores de riesgo

La lengua anclada es más frecuente en varones. También pueden existir más probabilidades si otros familiares tuvieron esta condición.

Síntomas

Los síntomas dependen del grado de limitación. La mayoría de los niños con lengua anclada no tiene síntomas.

En aquellas personas que tienen síntomas, la lengua anclada puede causar algunos problemas funcionales como los siguientes:

  • Problemas con la alimentación, como para prenderse del pezón o de la tetilla del biberón durante la lactancia
  • Dificultad para limpiar la comida de los dientes o de la boca (más frecuente en niños grandes)
  • Dificultad para usar la lengua para lamerse los labios, besar o tomar un cono de helado
  • Trastornos del habla

Músculos y nervios de la lengua

Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Diagnóstico

La lengua anclada puede diagnosticarse con una exploración física periódica.

Tratamiento

Converse con el médico de su hijo sobre las preferencias y las opciones de tratamiento.

Si no hay problemas funcionales graves, el médico de su hijo puede recomendarle esperar y observar la evolución. Con el tiempo, el frenillo puede aflojarse por sí solo.

El frenillo puede corregirse de modo quirúrgico si el movimiento de la lengua es muy limitado, si tiene dificultad para aumentar de peso o si hay inquietudes psicosociales debido a los patrones del habla. Las opciones incluyen lo siguiente:

  • Frenotomía: se corta el frenillo para liberar la lengua de modo que pueda realizar movimientos normales.
  • Frenilectomía: se extirpa el frenillo.
  • Frenuloplastia: se repara el frenillo sin extirparlo por completo. También puede ser necesaria para corregir otros defectos que se encuentren durante la frenilectomía.

Con frecuencia, estas cirugías pueden realizarse en el consultorio del médico con anestesia local.

Es posible que, después de la cirugía, su hijo necesite realizar ejercicios o terapia de lenguaje.

Prevención

Actualmente, no existen indicaciones para prevenir la lengua anclada, ya que se desconoce la causa.