Definición | Razones para realizar el procedimiento | Posibles complicaciones | Llame a su médico

Definición

La uvulopalatofaringoplastia (UPFP) es una cirugía que se utiliza para extirpar el tejido redundante de la parte posterior de la boca y la garganta. También pueden extirparse, si están presentes, las amígdalas y las adenoides.

La boca y la garganta

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

En la mayoría de los casos, la UPFP se realiza para tratar la apnea del sueño, una condición que causa interrupciones de la respiración durante el sueño. Rara vez se practica para tratar el ronquido crónico. Los músculos de la parte posterior de la garganta se relajan mientras duerme. Cuando se relajan, las partes blandas que estos músculos sostienen pueden caer y obstruir las vías respiratorias. El estrechamiento de las vías respiratorias puede provocar ronquidos y apnea del sueño.

La UPFP sirve para extraer el tejido blando redundante a fin de mantener las vías respiratorias abiertas durante el sueño. Se puede llevar a cabo si otros métodos para controlar su condición no sirvieron.

Posibles complicaciones

No son comunes los problemas derivados del procedimiento, pero todo procedimiento conlleva algún riesgo. Su médico evaluará posibles problemas, como:

  • Hemorragia intensa
  • Reacción adversa a la anestesia, como mareos o sibilancias
  • Náuseas y vómitos
  • Infección
  • Cambios en la voz
  • Problemas de deglución
  • Disminución del sentido del olfato
  • Tejido cicatricial, lo que puede causar una obstrucción nasal

Algunos pacientes no responden a esta cirugía. Es posible que deba continuar con otros métodos para controlar la apnea del sueño después del procedimiento.

Antes del procedimiento, consulte con su médico acerca de las maneras de manejar los factores que pueden aumentar el riesgo de complicaciones, por ejemplo:

  • Tabaquismo
  • Beber
  • Enfermedades crónicas, como la diabetes o la obesidad

Esta cirugía es más exitosa en las personas que mantienen un peso saludable.

¿Qué esperar?

Su médico puede hacer lo siguiente:

  • Examen físico
  • Análisis de sangre y orina
  • Pruebas por imágenes
  • Estudios del sueño
  • Una nasofaringoscopia para visualizar la parte posterior de la nariz y la garganta

Antes de llegar para la cirugía:

  • Organícese para que alguien lo lleve de vuelta a su casa.
  • La noche antes del procedimiento, no coma ni beba nada después de la medianoche.

Ciertos medicamentos pueden causar complicaciones durante el procedimiento o la recuperación. Es posible que tenga que dejar de tomar algunos medicamentos hasta una semana antes del procedimiento. Hable con su médico antes de la cirugía sobre todos los medicamentos, hierbas o complementos que toma.

Se utilizará anestesia general. Bloquea el dolor y lo mantiene dormido durante todo el procedimiento.

El médico accede a la zona a través de la boca. Realizará incisiones para extirpar el tejido redundante. Es posible que también se extirpen las amígdalas y las adenoides en este momento. Se utilizará un instrumento especial con corriente eléctrica o pinzas y ligaduras para detener la hemorragia de los vasos sanguíneos del área. También pueden utilizarse suturas para cerrar algunas incisiones.

Después de la operación, se lo llevará a la sala de recuperación para observación.

La duración del procedimiento dependerá del trabajo que haya que hacer.

La anestesia evitará el dolor durante la cirugía. Después de la cirugía, es posible que tenga dolor intenso. El dolor puede controlarse con medicamentos.

Este procedimiento se realiza en un hospital. Habitualmente, la internación dura un día a fin de comprobar que pueda tragar. Si se presentan problemas, posiblemente deba permanecer más tiempo. En otros casos, es posible que no tenga que pasar la noche en el hospital.

Inmediatamente después del procedimiento, lo llevarán a una sala de recuperación donde le controlarán la presión arterial, el pulso y la respiración. La recuperación también puede incluir:

  • Medicamentos analgésicos
  • Antibióticos para prevenir la infección
  • Corticoesteroides para reducir la inflamación

Durante la hospitalización, el personal del hospital toma medidas para reducir la probabilidad de infección, por ejemplo:

  • Lavarse las manos
  • Usar guantes o máscaras

También puede tomar algunas medidas para reducir las probabilidades de infección, por ejemplo:

  • Lavarse las manos con frecuencia y recordar a las visitas y a los proveedores de asistencia sanitaria que hagan lo mismo
  • Recordar a los proveedores de asistencia sanitaria que usen guantes o máscaras
  • No permitir que otras personas toquen las incisiones

Es posible que recién se sienta cómodo para volver a su dieta normal o al trabajo después de unos días.

Llame a su médico

Llame al médico si ocurre algo de lo siguiente:

  • Señales de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Dolor que no puede atenuar con los medicamentos que le dieron
  • Hemorragia o secreción excesivas de los sitios de incisión
  • Náuseas o vómitos persistentes
  • Signos de deshidratación, como no orinar durante ocho horas o más
  • Dificultad de respirar
  • Síntomas nuevos o que empeoran

Si cree que tiene una urgencia, llame al servicio de urgencias médicas de inmediato.