Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

La laringe es la parte superior de la garganta que contiene la glotis. La laringomalacia se produce cuando los tejidos dentro de la laringe se vuelven flácidos, se debilitan y bloquean el flujo de aire. Esto da como resultado una respiración ruidosa. La laringomalacia se manifiesta con más frecuencia al nacer.

La laringe

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La relajación y debilidad de los músculos pueden contribuir con esta condición. Se desconoce la causa exacta de por qué algunos bebés padecen esta condición.

Factores de riesgo

No existen factores de riesgo conocidos para esta condición.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Respiración ruidosa, en especial cuando el bebé inhala
  • Sonido agudo al respirar
  • Vómitos o regurgitación
  • Dificultad para alimentarse
  • Poco aumento de peso
  • Atragantamiento al alimentarse
  • Hundimiento del pecho o el cuello con cada respiración
  • Dificultad para respirar
  • Respiración que repentinamente se interrumpe y luego continúa
  • Piel azulada

Diagnóstico

Se le preguntará acerca de los síntomas y antecedentes médicos del bebé. Se le realizará un examen físico.

Es probable que se deba visualizar la laringe del bebé. Esto puede realizarse mediante una laringoscopia.

Tratamiento

Por lo general, la laringomalacia desaparece por sí sola cuando el bebé crece. Habitualmente, desaparece para cuando el niño tiene dos años.

En otros casos, la laringomalacia debe ser tratada. Hable con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para su bebé. Las opciones incluyen:

La laringomalacia puede causar o agravar la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE). La ERGE también puede empeorar los síntomas de la laringomalacia. Es posible que para tratar la ERGE, el médico del bebé le recomiende medicamentos que evitan que los fluidos del estómago fluyan hacia la garganta.

Puede requerirse una cirugía llamada supraglotoplastia si su bebé tiene algún problema relacionado con la alimentación o la respiración. Esta cirugía recorta el tejido redundante de la laringe del bebé. En algunos casos, es posible que se deba repetir la cirugía.

Prevención

Se desconoce la causa de la laringomalacia, por lo que no se conocen maneras de prevenirla.