Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

El prurito de los nadadores es un exantema que aparece después de haber estado nadando o metido en aguas naturales. Es más común en aguas dulces cálidas (lagos y lagunas), pero también puede ocurrir en agua salada.

Causas

El prurito de los nadadores es una reacción alérgica a un parásito específico. Este parásito entra en el agua a través de las heces de caracoles o aves infectadas. Si el parásito entra en contacto con la piel, se puede alojar debajo de ella y causar una reacción.

Factores de riesgo

El prurito de los nadadores es más común después de:

  • Nadar o estar en aguas cálidas saladas o dulces
  • Nadar o estar en aguas cálidas poco profundas cerca de la costa
  • Largos períodos dentro del agua
  • Episodios anteriores de prurito de los nadadores
  • Nadar en lugares con vientos costeros
  • Nadar en zonas con muchas aves

El prurito de los nadadores es más común en niños, ya que tienden a estar en aguas poco profundas.

Síntomas

Los síntomas aparecen rápidamente. En la mayoría de los casos, notará irritación de la piel antes de que aparezca el exantema. Los síntomas incluyen:

  • Comezón
  • Una sensación de ardor u hormigueo
  • Pequeñas protuberancias, ampollas o ronchas rojas

Ampollas del prurito de los nadadores

skin_boil.JPG
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Diagnóstico

No hay ningún análisis de sangre o prueba cutánea para diagnosticar el prurito de los nadadores. El médico basará el diagnóstico en la información sobre las actividades recientes y la aparición del exantema.

Tratamiento

El exantema desaparece solo, tras unos días, sin tratamiento médico.

Rascarse puede dañar más la piel y aumentar el riesgo de infección. La comezón puede aliviarse con:

  • Baños relajantes y compresas frías
  • Cremas con cortisona de venta libre y medicamentos contra la comezón
  • Antihistamínicos orales en caso de comezón más fuerte

Un sarpullido fuerte puede requerir medicamentos de venta con receta más potentes.

Prevención

Para ayudar a reducir las probabilidades de padecer el prurito de los nadadores:

  • Aplíquese una loción protectora con filtro solar de amplio espectro antes de meterse en el agua.
  • Evite nadar o entrar en el agua si sabe que está contaminada. También trate de evitar sumergirse en espejos de agua con gran cantidad de aves o zonas pantanosas donde hay caracoles.
  • Frótese la piel (o frote la piel de su hijo) con una toalla después de salir del agua.