Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

La linfangitis es una infección de los vasos linfáticos. Los vasos linfáticos son parte del sistema inmunitario. Ayudan a transportar los líquidos infectados lejos del sitio de una infección.

Vasos linfáticos

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La linfangitis es causada por bacterias.

Se inicia con una infección bacteriana de la piel. Cuando los vasos linfáticos comienzan a alejar los líquidos de la infección, las bacterias pueden entrar en los vasos linfáticos y comenzar a crecer. El crecimiento causa la infección.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo incluyen:

  • Lesión en la piel
  • Tener una infección bacteriana en la piel

Síntomas

Los síntomas pueden incluir lo siguiente:

  • Enrojecimiento o vetas rojas en la piel
  • Dolor
  • Inflamación
  • Calor en el sitio de la infección
  • Fiebre o escalofríos
  • Líquidos o fugas de pus en la zona afectada
  • Glándulas hinchadas

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará una exploración física. El diagnóstico se hace a menudo a simple vista.

Los fluidos y los tejidos corporales se pueden examinar para determinar el tipo exacto de bacterias que causan la infección. Esto puede realizarse por medio de:

  • Hemocultivo
  • Biopsia de la piel y cultivos

Tratamiento

La linfangitis indica una propagación de la infección. El tratamiento es importante para evitar que la infección se propague a la sangre.

Su médico puede recomendar:

  • Antibióticos para tratar la infección
  • Medicamentos de venta libre para tratar la hinchazón y aliviar el dolor
  • Compresas calientes para reducir la inflamación y el dolor

Prevención

La linfangitis, por lo general, es causada por la diseminación de una infección en la piel. Si tiene una infección en la piel, siga el plan de tratamiento de su médico.

Para reducir el riesgo de contraer una infección en la piel, tome las siguientes medidas:

  • Mantenga la piel limpia.
  • Aplique la loción para secar la piel.
  • Tome medidas para evitar lesiones en la piel:
    • Utilice equipo de protección cuando practique deportes.
    • Use camisas de manga larga para practicar senderismo.
    • Use sandalias cuando vaya a la playa, en lugar de ir descalzo.
    • Tenga cuidado con los animales. Trate a las mascotas con respeto para evitar mordeduras.
  • No nade en aguas naturales si tiene cortadas o llagas.
  • Si se produce una pequeña cortadura, mordedura u otra lesión:
    • Limpie las cortaduras o los rasguños con agua y jabón.
    • Aplique pomada con antibiótico.
    • Cubra con una venda o vendaje.
    • No se rasque las heridas.
    • Llame a su médico inmediatamente si el área se enrojece o se hincha.
  • Busque atención médica de inmediato para heridas o mordeduras más grandes.
  • Si las piernas tienden a hincharse, levántelas varias veces al día.