Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

Una fístula es un túnel anormal entre dos estructuras corporales. Una fístula anal se produce cuando un túnel se desarrolla entre el recto o conducto anal y la piel de las nalgas u otros órganos.

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Las fístulas son causadas por daños a los tejidos locales. A menudo se asocia con quistes o infecciones de las glándulas anales. Una fístula también puede ser causada por llagas, úlceras u otras lesiones. Se puede desarrollar al mismo tiempo que estas lesiones o semanas después de que las infecciones desaparezcan.

En algunas personas, las fístulas anales ocurren espontáneamente sin una causa específica.

Factores de riesgo

Algunas condiciones aumentan el riesgo de desarrollar fístulas anales:

Síntomas

Una fístula anal puede causar:

  • Dolor
    • Mayores problemas para defecar
    • Más posibilidades de infecciones
  • Drenaje persistente de pus o sangre a través de la abertura de la piel anal
  • Hinchazón, dolor o picazón alrededor de la piel anal
  • Fiebre o escalofríos
  • Fatiga
  • Sentirse cansado o enfermo
  • Malestar general: una sensación general de malestar

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará una exploración física. En general, el diagnóstico se puede hacer mediante el examen de la piel alrededor del ano para detectar cualquier anormalidad.

Para conocer más detalles, su médico puede sugerir:

  • Anoscopia: examen del conducto anal con un endoscopio
  • Sonda: una pequeña sonda delgada puede ser insertada en la piel del ano para ver si hay un canal y hacia dónde conduce
  • Tomografía computarizada (CT)

Tratamiento

Si la fístula es causada por una infección o una enfermedad crónica, es posible que tenga que ser tratado antes de que se repare la fístula. Consulte con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted.

Una fístula solo se cura con la reparación quirúrgica. Algunas fístulas si no se tratan, pueden terminar en abscesos o infecciones a repetición. Dependiendo de la gravedad o la ubicación de la fístula, la cirugía puede ser sencilla o puede necesitar ser hecha en etapas.

Los procedimientos quirúrgicos incluyen:

  • Fistulectomía: se crea una trincheta en la fístula, que permite la curación desde adentro hacia afuera.
  • Sellador o tapa: se utiliza una sustancia para rellenar la fístula. Ambos extremos de la fístula están cerrados, para que cure.
  • Colgajo endorrectal: se crea una solapa para exponer la abertura interna de la fístula. Se sutura la fístula y luego el colgajo vuelve a colocarse en su lugar.
  • Ligadura de la fístula del tracto interesfinteriano (LIFT): la parte interna de la fístula se identifica y se ata. Se elimina cualquier tejido glandular infectado en el canal anal y la fístula es cosida en la abertura externa.
  • Fistulectomía: rara vez se hace, la fístula se elimina por completo.

Algunos procedimientos pueden afectar los músculos que abren y cierran el ano. Dependiendo de su tratamiento, es posible que tenga algún grado de incontinencia fecal.

Los medicamentos pueden ayudar a controlar el dolor y tratar cualquier infección. Los ablandadores de material fecal, fibras o laxantes, también pueden ser recomendados para disminuir la fuerza durante las defecaciones.

Prevención

Para reducir la probabilidad de desarrollar una fístula anal, controle todas las enfermedades que aumentan el riesgo de infecciones.