Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

Los sulfitos son compuestos que se utilizan para que los alimentos y las bebidas duren más tiempo. La sensibilidad a los sulfitos es una reacción anormal a estos compuestos.

Los alimentos que pueden contener sulfitos incluyen:

  • Cerveza, vino y refrescos
  • Galletas dulces, saladas, masa de pastel y masa de pizza
  • Fruta seca
  • Camarones, langosta y moluscos
  • Papas fritas y otros alimentos hechos con papas peladas, como el puré de papas instantáneo
  • Jugo de verduras o frutas
  • Frutas y verduras en conserva
  • Jarabe y guarniciones de frutas
  • Encurtidos, condimentos, aceitunas y aderezo para ensaladas
  • Mezclas de fideos o arroz
  • Combinaciones de sopas secas
  • Fiambres, carne picada, salchichas

Muchos medicamentos con receta y de venta libre también contienen sulfitos. Los sulfitos también se encuentran en los productos que se aplican a la piel, como los cosméticos.

Alergias a alimentos

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

No está claro qué provoca la sensibilidad a los sulfitos. Puede deberse a factores genéticos y ambientales.

Factores de riesgo

No existen factores de riesgo conocidos para la sensibilidad a los sulfitos. La mayoría de las personas con sensibilidad a los sulfitos tienen asma.

Síntomas

La mayoría de los síntomas son leves y pueden variar según la reacción del cuerpo a la ingestión de sulfitos. Puede ser uno o una combinación de los siguientes síntomas:

Cuando el estómago metaboliza los sulfitos, libera gas de dióxido de azufre. Este gas puede ascender e irritar las vías aéreas en algunas personas, por ejemplo las que sufren de asma. Esto puede causar síntomas como:

  • Sibilancia
  • Toser
  • Falta de aire

Algunas personas pueden carecer de la enzima requerida para metabolizar sulfitos. Esto puede provocar:

Algunas personas también pueden tener reacciones alérgicas a los sulfitos. Esto significa que los sulfitos causan una reacción autoinmunitaria que puede provocar:

  • Exantema cutáneo
  • Inflamación cutánea

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará una exploración física. El médico puede hacerle preguntas específicas acerca de lo que estaba haciendo cuando se produjeron los síntomas. Es posible que no quede clara la causa exacta en la primera consulta. El médico puede pedirle que lleve un registro de los síntomas para ayudar a determinar la causa.

Es posible que le hagan exámenes de líquidos y tejidos corporales para eliminar otras causas. Esto puede realizarse por medio de:

También le pueden pedir que evite ciertos alimentos o bebidas durante un corto período para ver si los síntomas desaparecen. Esto se llama dieta de eliminación y puede ayudar a descubrir qué está causando los síntomas.

Tratamiento

Los síntomas pueden disminuir o desaparecer si se evitan los alimentos o bebidas que contengan sulfitos.

Para disminuir la ingesta de sulfitos:

  • Lea la etiqueta de ingredientes en cada producto alimenticio que ingiera.
  • Aprenda los nombres alternativos de todos sus alérgenos. Esto le ayudará a reconocerlos en una lista de ingredientes.
  • Si va a un restaurante, explique a quien lo atienda que tiene alergia y pregunte sobre todos los ingredientes.
  • Recuerde que los alimentos pueden contaminarse a través de los utensilios y los recipientes. También pueden contaminarse durante la preparación.
  • Lea atentamente las etiquetas de los medicamentos. Si tiene alguna duda, hable con su médico o farmacéutico.
  • Si tiene alergia grave, pregúntele al médico si debería llevar una dosis de epinefrina.

Considere usar una pulsera de alerta médica para informar a otros sobre su alergia. Si tiene dificultades para respirar, solicite asistencia médica de inmediato.

Se le pueden administrar o aconsejar medicamentos que lo ayuden a facilitar la respiración o tratar otros síntomas alérgicos como:

  • Antihistamínicos para reducir la inflamación y la picazón
  • Corticoesteroides para el caso de inflamación y picazón más graves
  • Inyección de epinefrina para tratar una reacción grave, potencialmente mortal
  • Un inhalador para administrar medicamentos que ayuden a abrir las vías aéreas si usted además tiene asma

Si tiene alergia confirmada a los sulfitos, considere consultar con un especialista en alergia.

Prevención

No existen pasos conocidos para prevenir la sensibilidad a los sulfitos porque no está claro qué la causa.