Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

El virus linfotrópico de células T humanas (HTLV) infecta un tipo de glóbulo blanco llamado célula T o linfocito T. Los leucocitos ayudan a combatir infecciones.

Causas

La infección por HTLV es causada por un virus específico.

Factores de riesgo

Existen dos tipos de HTLV: HTLV-I y HTLV-II.

Los factores que pueden aumentar la probabilidad de padecer HTLV-I incluyen:

  • Vivir en una zona donde el virus sea común, como el sur de Japón, los países del Caribe, partes de África y Sudamérica, Medio Oriente y Melanesia
  • Que el bebé sea amamantado por una madre infectada
  • Haber recibido una transfusión de sangre o trasplante antes de 1988 en los Estados Unidos
  • Tener relaciones sexuales sin protección con alguien que está infectado con el virus, que consume drogas inyectables o que es de una zona en la que el virus es común
  • Consumo de drogas inyectables

Los factores que pueden aumentar la probabilidad de padecer HTLV-II incluyen:

  • Etnicidad: indio americano o pigmeo africano
  • Que el bebé sea amamantado por una madre infectada
  • Recibir una transfusión de sangre antes de 1988 en los Estados Unidos
  • Tener relaciones sexuales sin protección con alguien que está infectado con el virus o que consume drogas inyectables
  • Consumo de drogas inyectables

Síntomas

Más del 95% de las personas con HTLV no presentan síntomas. Sin embargo, al tener el virus aumenta el riesgo de que se desarrollen ciertas condiciones.

  • Si está infectado con el virus HTLV-I es posible que también se desarrolle
    • leucemia de célula T en adultos (LCTA). Esta enfermedad incluye cáncer de un grupo específico de células sanguíneas.
    • Infecciones oportunistas, como la hiperinfección por Strongyloides stercoralis
    • Inflamación de los ojos, las articulaciones, los músculos, los pulmones o la piel (no es común)

Si está infectado con HTLV-I o HTLV-II es posible que también desarrolle un trastorno del sistema nervioso denominado mielopatía asociada con virus HTLV/paraparesia espástica tropical (HAM-TSP). Puede provocar debilidad, entumecimiento y rigidez en las piernas, y dificultad al caminar.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará una exploración física.

La infección por HTLV solo se puede diagnosticar con un análisis de sangre específico. La presencia de anticuerpos HTLV es un signo de infección por el virus.

Tratamiento

No existe un tratamiento que permita eliminar el virus del cuerpo. El objetivo del tratamiento es controlar las enfermedades asociadas con el virus HTLV y reducir sus síntomas.

Tome estas medidas para prevenir la propagación del HTLV a otras personas:

  • No done plasma, médula ósea, órganos, semen o leche materna.
  • No amamante a su bebé.
  • Evite tener relaciones sexuales sin protección.
  • No comparta agujas o jeringas.

Prevención

Para ayudar a disminuir la probabilidad de contraer el virus:

  • Evite tener relaciones sexuales sin protección. Si su pareja tiene el virus, analice con su médico las maneras de prevenir su propagación.
  • No comparta agujas o jeringas.